Envíame una carta…

 

enviameunacarta

Envíame una carta, aunque se pierda.
Envíame unas velas encendidas, no sé,
un monte, por ejemplo, que me mire desde arriba.
Envíame sonatas, pergaminos,
capiteles corintios que apuntalen
esta luz de la tarde que resbala.
Algo de Brahms, el mar y su epicentro.
Banderas sin mancharse de colores,
que se puedan pintar como se quiera.
Y sobre todo aire, sin cauces, aire suelto.
De momento, la carta, aunque se pierda.

© Blanca Sarasúa, Bilbao 1939
Photo by Edouard Boubat

Ayer cuando la luna…

 

JoaquinHaizegoaIriarte1

Ayer cuando la luna se apagaba
mi musa nocturna
visitó mi piel
mi rincón de secretos
guardados
entre susurros y caricias…
Hoy al despertar
le he dejado un poema
y un cielo
que aunque nublado
guarda tesoros
y momentos de risa
y juego,
placeres que no lleva el viento
y los labios recuerdan
con cada gota de lluvia
que acaricia el recuerdo
y la complicidad
de los encuentros
a la luz de una luna que se apaga…

Joaquin Haizegoa Iriarte