Urepeleko Artzaia – El Pastor de Urepele

Adiskide bat bazen
benetan bihozbera
poesiaren hegoek
sentimenduzko bertsoek
antzaldatzen zutena

Había un amigo
entrañable y sensible
transfigurado por
las alas de la poesía,
por los versos surgidos de
un profundo sentimiento

Plazetako kantari
bakardadez josia
hitzen lihoa iruten
bere barnean irauten
oinazez ikasia… ikasia

Un cantor que iba por las plazas
aterido de soledad,
que había aprendido con dolor
a tejer palabras y
a expresarse contenidamente
desde la insobornable
verdad de su ser interior

Non hago, zer larretan
Urepeleko artzaina
mendi hegaletan gora
oroitzapenen gerora
ihesetan joan hintzana

Dónde estás hoy, en qué praderas
pastor de Urepele,
tú que huiste hacia
las altas cumbres,
hacia el mañana que
perdura en el recuerdo

Hesia urraturik
libratu huen kanta
lotura guztietatik
gorputzaren mugetatik
aske sentitu nahirik

Liberaste tu canción
demoliendo el cerco,
buscando la libertad
más allá de las ataduras
y los límites de tu cuerpo

Azken hatsa huela
bertsorik sakonena
inoiz esan ezin diren
estalitako hegien
oihurik bortitzena… bortitzena

Convirtiendo tu último aliento
en el verso más profundo,
en el grito contundente
de las verdades ocultas
que jamás se pueden expresar

Dónde estás hoy, en qué praderas…

Urepeleko Artzaia – El Pastor de Urepele
Autora: del Grupo Ausencias

Cuando al fin cayó el régimen franquista, con esa libertad de la “democracia”, las juventudes del estado español empezaron a retomar el hueco que quedó al abolirse la República Española (1931-1936). El País Vasco tampoco fue ajeno a este movimiento y surgió una ola de creatividad, un resurgimiento de poetas, escultores, cantautores, musicales en euskara que hizo emocionar a gran parte de sus habitantes.

La poesía sensibiliza el alma de la población vascoparlante e incluso se puede considerar un pilar en el ensalzamiento de su nacionalidad, en especial, la corriente generada por “Ez dok amairu”, parte de los movimientos surgidos en 1966 (Atahualpa Jupanqui, Georges Brassens, Bob Dylan, Joan Baez, etc.)

El poema que quiero traer de ese movimiento es el compuesto por Xabier Lete a la muerte de Fernando Aire “Xalbador”, nacido en Urepele en 1920. Xalbador falleció el día en el que se le hacía un homenaje por su gran calidad como bertsolari.

En memoria de Xalbador – Xalbadorren Heriotzean

información obtenida de laliteraturaesuntesoro.blogspot

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s