En una mirada como terapeuta

Dorina Costras-www.kaifineart.com-6
Óleo sobre lienzo de Dorina Costras

Atrapada una vez más,
por la inagotable fuente de sorpresas,
que emerge de la cercanía,te veo a ti,
tejiendo tu esencia ante mis pupilas.

Mi corazón se contrae y se ensancha,
redobla su paso y se detiene.
Retumba en las paredes de mi cuerpo,
para callarse, en el erizo de mi piel poseída.

Marchan sin llamado hacia mis ojos,
soldaditos de cristal humedecido,
y capturo el momento, cuál tesoro,
al ver cómo olvidas, mantenerte escondido.

Y gozo ese momento en que cae sin proponértelo,
esa tela que confunde y ese ruido que ensordece,
Entonces, se da el milagro de observar a Dios,
mientras tu eres.

Nada me acerca tanto a ti,
como la fragilidad que hoy tocas,
y a sentir te atreves.
Nada como esos segundos,
en los que te veo ser,
lo que puedes y quieres.

Te vas, y hoy siento,
que conocí mejor tu mundo.
Que te abrace por un segundo,
que tu esencia alimentó la mía
y que algo se transformó en lo profundo.

Rocío Zubiría Luqué

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s