Abismos

caballero y buho

Fotografía de María J. Leza © (todos los derechos reservados)

Porque eres ave que girando en rebeldía
Desafía la bruma
La ardua noche
Haciéndola más honda y más oscura
Y más inmenso el mar
Porque eres nave y náufrago a la vez
Sin velas y sin anclas
Solitario
Profanador de todos los confines
Potro de sombras desbocado y dulce
Para la libertad
Y el cielo galopante
Hecho de vientos y hecho de huracanes
Y sin embargo calmo como el agua
De misteriosos y profundos lagos
Porque extraviado pero indiferente
Como un rey agraviado deambulas
Por los caminos de un imperio en ruinas
Porque eres un reloj sin manecillas
Un bello loto sobre los pantanos
Porque te vi sonriendo en tus orillas
Cayendo voy
Errática y ardida
En tus oscuros mundos abismales

Poema de Piedad Bonnett, poeta, novelista, dramaturga y crítica literaria colombiana. 1951

en la imagen, fotografía de María J. Leza ©, Caballero y buho presentada a concurso en las fiestas medievales de Olite, Navarra

Si soñaras siempre…

xi-pan-6

Si soñaras siempre, si amaras
Olvidándote, abandonándote…

Pensaría por ti las cosas
Dejando que me las soñases.
Con mi velar y tu soñar
El camino sería fácil.
Yo daría los nombres justos
A los sueños que deshojases.

Encontraría para ellos
La voz que los encadenase,
La forma exacta, la palabra
Que los llena de claridades.
Me acercaría hasta ti como
Si fueses una orilla madre.

Y qué descanso dar al alma
Sombras que el alma apenas sabe.
Yo no diría de ti: es mi fresca
Raíz que de los sueños nace,
La música de mis palabras,
El hondo canto inexplicable,
La prodigiosa primavera
Que en las hojas recientes arde,
El corazón caliente que ama
Olvidándose, abandonándose.

Tú lo sabrás un día. Entonces
Será demasiado tarde.

 poema de José Hierro, Madrid 1922-2002

En la imagen pintura de Xi Pan, nacida en Wenzhou, en la provincia de Zhejiang China

A la primavera se la está comiendo el tiempo

juanGoñi

A la primavera se la está comiendo el tiempo. Los cielos insensibles aún escupen plegarias de invierno, grises metáforas, matronas de fuentes y manantiales. Rebosan los ríos y se blanquean las montañas, protesta el ganado en el prado y el Sol no quiere o no puede. Aquí abajo reina el verde, apaciguado por brumas que esquían sobre la techumbre del bosque mojado. Aún se adora al gris en los cielos, todavía hay frio en la faz del mundo. Todos quieren, pero no toca, dice la Madre. ¿Acaso alguien nos prometió el mayo de los poetas?

Resuenan truenos de frío, amoratados y frígidos, y mil mares se nos caen encima. Se encharca el prado verde y el agua ya no sabe dónde meterse; agua que ya no canta, sino ruge. Se escandaliza el calendario mientras el cielo brama como un océano enrabietado. Clamas a un firmamento impasible que no oye. Y así seguimos. Sin que nadie lo remedie.

No, no, perdona, si querías otra cosa, haberte ido al Corte Inglés. Esta es la de verdad, no la de los anuncios. Primavera, locuela impenitente, no paras quieta, sin consultar, sin remedio, siempre tan salvaje, tan inexperta, tan rutilante, tan estrepitosa.

¡Vaya bofetada, Primavera! taconeando el cielo sin piedad, ajena a todos y a todo; a tu bola, como siempre. Aún te meas en la cama, aún te sales del tiesto, aún te cagas en todo y te da igual. Tan joven y tan irrespetuosa; tan maleducada, tan salvaje, Primavera insumisa, turbulenta, insurgente, revoltosa… nos dejas a todos en bragas, con las gafas de sol sobre la nariz que moquea, con el pantalón pirata y el protector solar en el bolso. ¡Si es que soy gilipollas!… Nunca aprenderé.

Más vale que al menos tu te amotinas, y mandas a la mierda los anuncios a golpe de frío y agua. Menos mal que aún nos queda tu rebeldía. Te sublevas, Primavera, sacas el mal genio y nos repudias, confusos y enredados.

Te importa un comino ¿Verdad? El hombre del tiempo, la primavera del Corte Inglés y los poetas que cantan a mayo, hoy desterrados. Y tu reinando como un Calígula que nombra senador a su caballo, caprichosa e irreflexiva, insubordinada y desenfrenada, libre, libertina y libertaria…

¡Joder!, Primavera ¡A veces no hay Dios que te aguante!

¡Si no fueras tan guapa….!

Juan Goñi.

” Desmayarse, atreverse, estar furioso,
áspero, tierno, liberal, esquivo,
alentado, mortal, difunto, vivo,
leal, traidor, cobarde y animoso;

no hallar fuera del bien centro y reposo,
mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,
enojado, valiente, fugitivo,
satisfecho, ofendido, receloso;

huir el rostro al claro desengaño,
beber veneno por licor süave,
olvidar el provecho, amar el daño;

creer que un cielo en un infierno cabe,
dar la vida y el alma a un desengaño;
esto es amor, quien lo probó lo sabe.”

Lope de Vega.

Hoy es primavera. Sino puedes huir de las calles, te regalo este video para que la primavera florezca también al otro lado de tus pupilas:
https://vimeo.com/65414843

Foto: Hayedos de #Baztan, #Navarra, #Nafarroa.

Texto de Juan Goñi

Mirame Navarra al natural