Tú, el testimonio

entre flores
“Te pintaré sobre pétalos tiernos”,  pintura de Renso Castaneda 

Poesía;
vienes a soliviantar mis huesos,
a cavarme,
a darme este vestido desusado
de habitante
de los cuatro puntos cardinales.

Aérea giras
mirando siempre al norte de ti misma.

Tú, el testimonio.
La brisa que escribe en la hierba
el testamento de las flores;
el trébol que dibuja el cristal del universo;
el ciervo que moja de ternura los bosques.
La espuma y la ola, la ceniza y el rocío.
El hombre y sus dominios
levantando montañas de sal por las esquinas de la tierra
El hombre, que come impasible su manjar de inocentes.
El que besa, el que trabaja, el que sonríe,
el de la orquestal pesadumbre,
el del secreto preludio en su pan de sollozos,
y el que muere
de la muerte de todos cada día.
Toma mi mordedura, el signo, el eco,
no somos yo sino nosotros.
Te entregamos a ciegas
nuestro fondo azaroso.

Serafina Núñez, poeta cubana 1913-2006

 

 

L’oiseau

mujer_pajaro

Me posé en el alambre de aquel día.
El Sol estaba exhausto. Soportaba
su corona de invierno. Un vaho translúcido
sedaba la ciudad.
Sólo el cielo encontró con qué cubrirse.
Los álamos sin tierra,
sin su arraigo mimético en el suelo,
intercambiaban risas de ojos tristes,
de ajena desnudez.
Tu lienzo, contra el álamo, esperaba:

“El Sol reparte sus oros,
los álamos verde-plata
se engalanan y hacen coro
de los coros de cigarra”

Las plumas que me arrancaste
no hizo falta que volvieras a pintármelas.
Me posé en el columpio de alambre de tu firma
y despunté mis arias.

Esther Giménez, poeta española nacida en la Villa de Vallecas, Madrid, en 1979. Estudió  Filología Inglesa en la Universidad Complutense de Madrid. Fue ganadora ex-aequo del Premio Hiperión de poesía 2000 con su libro Mar de Pafos.