La tristeza

HombreTristedeYuriAlberto
Pintura de Yuri Alberto Meezs Flores

La tristeza es de piedra,
música sólida cayendo sobre el pecho,
inoportuna brizna bajo el párpado.

La tristeza, si llega,
no aceptará negociar un minuto,
no respetará los teléfonos
ni las alacenas.

De nada servirá desnudar hembras,
romper vasos,
mirar la luna hasta que críe nuevos cráteres.
De nada valdrá mirar revistas
o aceptar una lluvia hipotética.

La tristeza es de piedra,
música sólida cayendo
y destrozando.

II

Nada se sabe sobre la distancia.
Inútiles ventanas, inútiles teléfonos,
pobres nubes.

Siempre se habla sobre la lejanía,
sobre la ausencia, sobre la nostalgia;
se habla,
se canta,
se escribe,
se sueña,
pero nada se ha dicho sobre la distancia.

A no ser ese humillo que sube de los ceniceros.
A no ser ese olor que, inesperadamente,
entra por los balcones.
A no ser esta música desgraciada en el pecho.

(LA TRISTEZA. Poema de mi libro “En Almería casi nunca llueve”, Scripta Manent Ediciones, 2010)

Alexis Díaz-Pimienta, nació en La Habana, Cuba, en el año 1966.

Es escritor, repentista, investigador y docente. Director de la Cátedra Experimental de Poesía Improvisada, y Sub-director del Centro Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado (CIDVI), ambas con sede en La Habana, Cuba.

De alguna manera

beosluna

De alguna manera tus labios
son pluma fina cimbreando el destino.
Sístole de ángel ensangrentado
goteo de claros deseos sin corte
ni manga ancha.
Alma esfinge cristalina rota en el no uso
de alhajas tejidas en lienzos de hilo eterno.
Ah! de alguna manera en ti la riqueza
es paño de reina princesa de trono
sin alfombra ni sombreo de sauce llorón.
De alguna manera mi poesía
es esa diástole tan tuya tan mía,
de canal riego red sin espinas
cobijo de mi contienda.
Me atrapas en el tiempo niña azul.

Consuelo Jimenez, (Barcelona 1961)