Testamento

justoAlejo

Escrito está en el tiempo.
“Cuando me muera
llevadme al campo:
meted mi cuerpo
bajo del árbol
o de la espiga.
Llenaos de fiesta;
Dadme un abrazo.
Jamás campanas
(copio a Machado).
Nunca paredes.
Dejadme abierto,
Bajo los cielos,
Bajo el tejado
De los trigales;
Junto a los troncos
De los regatos.
No digáis nada cuando me muera.
¡Llevadme al campo!”

Justo Alejo, (Formariz, Zamora), 18 de diciembre de 1935 – Madrid, 11 de enero de 1979), escritor vinculado a los círculos literarios y artísticos de Valladolid y Zamora, militar de profesión.

El silencio

lago_de_asnos1
fotografía de María J. Leza © Ibón de asnos en panticosa a unos 2.050 mts de altitud

Qué espléndida laguna es el silencio
Allá en la orilla una campana espera
Pero nadie se anima a hundir un remo
En el espejo de las aguas quietas.

Mario Benedetti, poeta uruguayo 1920-2009

Fábricas del amor

strazza
obra realizada en mármol por el escultor Giovanni Strazza

Y construí tu rostro.
Con adivinaciones del amor, construía tu rostro
En los lejanos patios de la infancia.
Albañil con vergüenza,
Yo me oculté del mundo para tallar tu imagen,
Para darte la voz,
Para poner dulzura en tu saliva.
Cuántas veces temblé
Apenas si cubierto por la luz del verano
Mientras te describía por mi sangre.
Pura mía,
Estás hecha de cuántas estaciones
Y tu gracia desciende como cuántos crepúsculos.
Cuántas de mis jornadas inventaron tus manos.
Qué infinito de besos contra la soledad
Hunde tus pasos en el polvo.
Yo te oficié, te recité por los caminos,
Escribí todos tus nombres al fondo de mi sombra,
Te hice un sitio en mi lecho,
Te amé, estela invisible, noche a noche.
Así fue que cantaron los silencios.
Años y años trabajé para hacerte
Antes de oír un solo sonido de tu alma.

Juan Gelman, poeta argentino 1930-2014

Imagen: Virgen con velo,  escultura realizada en mármol de Carrara, tallada en Roma por el escultor italiano Giovanni Strazza