Armonía de la palabra y el instinto

poesia1

Todo fue maravilla de armonías
En el gesto inicial que se nos daba
Entre impulsos celestes y telúricos
Desde el fondo de amor de nuestras almas.

Hasta el aire espigóse en levedades
Cuando caí rendida en tu mirada;
Y una palabra, aún virgen en mi vida,
Me golpeó el corazón, y se hizo llama
En el río de emoción que recibía,
Y en la flor de ilusión que te entregaba.

Un connubio de nuevas sensaciones
Elevaron en luz mi madrugada.
Suaves olas me alzaron la conciencia
Hasta la playa azul de tu mañana,
Y la carne fue haciéndose silueta
A la vista de mi alma libertada.

Como un grito integral, suave y profundo
Estalló de mis labios la palabra;
¡Nunca tuvo mi boca mas sonrisas,
Ni hubo nunca más vuelo en mi garganta!

En mi suave palabra, enternecida,
Me hice toda en tu vida y en tu alma;
Y fui grito impensado atravesando
Las paredes del tiempo que me ataba;
Y fui brote espontáneo del instante;
Y fui estrella en tus brazos derramada.

Me di toda, y fundiéndome por siempre
En la armonía sensual que tú me dabas;
Y la rosa emotiva que se abría
En el tallo verbal de mi palabra,
Uno a uno fue dándote sus pétalos,
Mientras nuestros instintos se besaban.

Julia de Burgos, Puerto Rico 1914-1953

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s