Destino

vicente-romero-redondo-embarazada-muro
Óleo del artista madrileño Vicente Romero Redondo 

Vaso me hiciste, hermético alfarero,
y diste a mi oquedad las dimensiones
que sirven a la alquimia de la carne.
Vaso me hiciste, recipiente vivo
para la forma un día diseñada
por el secreto ritmo de tus manos.

«Hágase en mí», repuse. Y te bendije
con labios obedientes al destino.

¿Por qué, después, me robas y defraudas?

Libre el varón camina por los días.
Sus recias piernas nunca soportaron
esa tremenda gravidez del fruto.

Liso y escueto entre ágiles caderas
su vientre no conoce pesadumbre.

Sólo un instante, furia y goce, olvida
por mí su altiva soledad de macho;
libérase a sí mismo y me encadena
al ritmo y servidumbre de la especie.

Cuán hondamente exprimo, laborando
con células y fibras, con mis órganos
más íntimos, vitales dulcedumbres
de mi profundo ser, día tras día.

Hácese el hijo en mí. ¿Y han de llamarle
hijo del Hombre cuando, fieramente,
con decisiva urgencia me desgarra
para moverse vivo entre las cosas?
Mío es el hijo en mí y en él me aumento.
Su corazón prosigue mi latido.
Saben a mí sus lágrimas primeras.
su risa es aprendida de mis labios.
y esa humedad caliente que lo envuelve
es la temperatura de mi entraña.

¿Por qué, Señor, me lo arrebatas luego?
¿Por qué me crece ajeno, desprendido,
como amputado miembro, como rama
desconectada del nutricio tronco?

En vano mi ternura lo persigue
queriéndolo ablandar, disminuyéndolo.
Alto se yergue. duro se condensa.
Su frente sobrepasa mi estatura,
y ese pulido azul de sus pupilas
que en un rincón de mí cuajó su brillo
me mira desde lejos, olvidando.

Apenas sí las yemas de mis dedos
aciertan a seguir por sus mejillas
aquella suave curva que, al beberme,
formaba con la curva de mis senos
dulcísima tangencia.

Ángela Figuera Aymerich,(1902-1984) poeta nacida en Bilbao, fue una de las principales figuras de los que se denominado Poesía desarraigada de la Primera Generación de Postguerra española.

Entredormida

diana-chyrzynska-dream
en la imagen “Dream” obra de la artista polaca Diana Chyrzynska

Las pestañas se apagan
encendido el latido
dormita la conciencia.
Nula la realidad,
somos cero en sueño.
Al despertar gira la ruleta
de nuevo el juego en pleno,
el comodín colgado de un hilo,
anuncia el no va más, duermo.
Transita el tiempo muerto
el recorrido es nulo no existo.

Consuelo Jimenez, poeta nacida en Barcelona en 1961

Amor mio

alyssa-monks-47
óleo de la artista Alyssa Monks, nacida en Nueva Jersey 

Amor mío:
“¿cómo conseguir plasmar en la voz callada del papel todo aquello que mi corazón grita entre las grietas del silencio que nos separa? ¿cómo no pensar que sonarán a falsas las verdades que nacen del rojo de mi sangre que te pertenece y que en contadas ocasiones he sabido hacerte llegar? ¿te quiero? no, no te quiero, te amo. sería escaso e indecente decir que te quiero, cuando el aire que respiro es el que viene de ti y los grises que cubren mis sueños son los que manan de tu ausencia. claro que no te quiero, te amo. no se puede querer cuando tu vida no te pertenece, y la mía, hace tiempo que la rendí a ti sin más batalla ni contienda que dejarme mecer en las olas generosas que me legaban salinas de tus labios.

Junto a ti he conocido el significado de la mitad que nos es robada cuando vaga difusa en busca de su dueña. tú, amor mío, tú, has conseguido guiar mis errantes pasos en la oscuridad orientándome con la luz de tus ojos. tú, mi amor, sí, tú, has logrado desenmarañar ese nudo de dudas que el desamor trenzó en la desesperanza y la negritud de la dicha robada. tú, mi amor, mi eterno amor, has logrado que mis noches sean vísperas de dichas y mis días gozos perdurables en el calendario de la felicidad. enmarco la felicidad entre vaivenes de dudas por si mis palabras han perdido fuerza ante mis sentimientos. por si el azoramiento del gozo enamorado ha resuelto en escasas vocablos la vorágine de sensaciones. mas sólo tú sabes que en ti, mi amor, he tatuado los poemas propios y ajenos que te buscaron y que gracias a ti, tienen sentido. que en deuda con el destino me siento, porque gracias a ti, sí, mi amor, gracias a ti, alcancé la dicha que se sigue sumando. que en cada surco de la piel que la vida ha trazado, en cada plata que busca coronar mis pensamientos, en cada nueva primavera que nos queda por compartir, tu nombre se abrirá paso mientras éste que te ama, éste deudor de su propia felicidad para contigo, sigue escribiendo los silencios que sólo el amor que siente por ti, amor mío, sabe rubricar con la alegría de ser tuyo.
hoy y siempre, te amo”
y en ese momento, el escribidor con pluma propia de sentimientos ajenos, se despidió del manuscrito mientras recibía como pago, las míseras monedas que le proporcionaban su diario sustento.

Francisco Jesús Frías Luján

Colina

vicente-romero-redondo-arte
Óleo del artista madrileño Vicente Romero Redondo 

Ola cuajada en la piedra
con espuma de romero,
hasta tu desnuda cima
me has levantado sin vuelo.
Sobre tu lomo clavada
-mástil sin vela en el viento-
de un horizonte redondo
soy matemático centro.
Ocres, amarillos, verdes,
me enredan los pensamientos…
-pinos, tierra; tierra, pinos;
Duero, chopos; chopos, Duero-.
El aire me hace sorber
tragos de frío silencio.
El péndulo de la tarde
me bate lento en el pecho.
El grito de un ave avanza,
hélice de agudo acero:
manos y boca me sangran
sólo de intentar cogerlo.

Ángela Figuera Aymerich,(1902-1984) poeta nacida en Bilbao, fue una de las principales figuras de los que se denominado Poesía desarraigada de la Primera Generación de Postguerra española.

Éxodo

johnny-palacios-hidalgo-59
Obra de Johnny Palacios Hidalgo, artista peruano 

Calla, viento. Que no te escuche nadie.
Ni las humildes torres
apenas esbozadas,
ni las fieras murallas
de cálidos colores.
Calla tu fiel silencio generoso,
velando mi secreto
a todos los oídos.
Claros, celestes ríos
ilustran tu sendero.
Los pájaros más leves te navegan.
Acaricia, protege todo ello
con mucha suavidad.
Pero que nadie sepa,
a orillas de mi pena,
del afán que la mueve. Por igual
vuelen tus átomos agudamente,
como balas de nada diminutas,
que llegan sin que nadie las espere,
y se van
sin que nadie las retenga.

Jaime García Terrés, (1924-1996) Editor, diplomático, ensayista, cronista, traductor y poeta mexicano. Fue director del Fondo de Cultura Económica.

Cuando nace un hombre

vicenteromero
Óleo del artista madrileño Vicente Romero Redondo 

Cuando nace un hombre
siempre es amanecer aunque en la alcoba
la noche pinte negros cristales.

Cuando nace un hombre
hay un olor a pan recién cocido
por los pasillos de la casa;
en las paredes, los paisajes
huelen a mar y a hierba fresca
y los abuelos del retrato
vuelven la cara y se sonríen.

Cuando nace un hombre
florecen rosas imprevistas
en el jarrón de la consola
y aquellos pájaros bordados
en los cojines de la sala
silban y cantan como locos.

Cuando nace un hombre
todos los muertos de su sangre
llegan a verle y se comprueban
en el contorno de su boca.

Cuando nace un hombre
hay una estrella detenida
al mismo borde del tejado
y en un lejano monte o risco
brota un hilillo de agua nueva.

Cuando nace un hombre
todas las madres de este mundo
sienten calor en su regazo
y hasta los labios de las vírgenes
llega un sabor a miel y a beso.

Cuando nace un hombre
de los varones brotan chispas,
los viejos ponen ojos graves
y los muchachos atestiguan
el fuego alegre de sus venas.

Cuando nace un hombre
todos tenemos un hermano.

Ángela Figuera Aymerich,(1902-1984) poeta nacida en Bilbao, fue una de las principales figuras de los que se denominado Poesía desarraigada de la Primera Generación de Postguerra española.

Sólo tu amor y el agua

sergio-martinez-beso-muro
Obra del pintor chileno-español Sergio Martínez Cifuentes 

Sólo tu amor y el agua… Octubre junto al río
bañaba los racimos dorados de la tarde,
y aquella luna odiosa iba subiendo, clara,
ahuyentando las negras violetas de la sombra.
Yo iba perdido, náufrago por mares de deseo,
cegado por la bruma suave de tu pelo.
De tu pelo que ahogaba la voz en mi garganta
cuando perdía mi boca en sus horas de niebla.
Sólo tu amor y el agua… El río, dulcemente,
callaba sus rumores al pasar por nosotros,
y el aire estremecido apenas se atrevía
a mover en la orilla las hojas de los álamos.
Sólo se oía, dulce como el vuelo de un ángel
al rozar con sus alas una estrella dormida,
el choque fugitivo que quiere hacerse eterno,
de mis labios bebiendo en los tuyos la vida.
Lo puro de tus senos me mordía en el pecho
con la fragancia tímida de dos lirios silvestres,
de dos lirios mecidos por la inocente brisa
cuando el verano extiende su ardor por las colinas.
La noche se llenaba de olores de membrillo,
y mientras en mis manos tu corazón dormía,
perdido, acariciante, como un beso lejano,
el río suspiraba…
Sólo tu amor y el agua…

poesía de Pablo García Baena, nacido en córdoba en 1923, en 1947 fundó, junto a Ricardo Molina, Juan Bernier y Julio Aumente, la revista «Cántico», punto de encuentro de un grupo de escritores andaluces que reivindicaba una mayor exigencia estética y enlazaba con la poesía del 27.

Del ser que alienta y del color que brilla

danielfgerhartzrenewal
“Renewal” (renovación)  Obra del artista Daniel F. Gerhartz 

Del ser que alienta y del color que brilla
me separa tu cálida presencia,
clausurando el sentido en la vehemencia.
de una noche sin fondo y sin orilla.

En ella mi tortuosa pesadilla
te confiere su trágica opulencia,
y tórnase inmortal como una esencia,
siendo que eres trivial como una arcilla.

Te he engendrado en mi lumbre y mi universo,
en tu forma plural he proyectado
la queja vaga y el afán disperso.

Dudando está el espíritu sitiado
si eres mi sangre disculpada en verso
o mi dolor en carne figurado.

San Luis Potosí, 7 de julio, 1943

Concha Urquiza, poeta mexicana nacida en Morelia, Michoacán, en 1910-1945

Aunque tu nombre es tierno como un beso

danielfgerhartz
obra de Daniel F. Gerhartz, artista nacido en Wisconsin 

Aunque tu nombre es tierno como un beso
y trasciende como óleo derramado,
y tu recuerdo es dulce y deseado,
rica fiesta al sentido y embeleso;

y es gloria y luz, Amor, llevarlo impreso
como un sello en el alma dibujado,
no basta al corazón enamorado
para alcanzar la vida todo eso.

Ya sólo, Amor, perdido en tus abrazos,
cabe tu pecho detendrá su empeño:
no aflojará las redes y los lazos,

verá la paz ni gozará del sueño,
hasta que tenga paz entre tus brazos
y duerma en el regazo de su Dueño.

6 de julio, 1937

Concha Urquiza, poeta mexicana nacida en Morelia, Michoacán, en 1910-1945

Presa en tu exactitud

sergio-martinez-cifuentes-flor
Obra del pintor chileno-español Sergio Martinez Cifuentes 

Presa en tu exactitud,
inmóvil regalándote,
a un poder te sometes,
férvido, que me invade.

¡Amor! ni tú ni yo,
nosotros, y por él
todas las maravillas
en que el ser llega a ser!

Se colma el apogeo
máximo de la tierra.
aquí está: la verdad
se revela y nos crea.

¡Oh realidad, por fin
real, en aparición!
¿Qué universo me nace
sin velar a su dios?

Pesa, pesa en mis brazos,
alma, fiel a un volumen.
Dobla con abandono,
alma, tu pesadumbre.

Jorge Guillén, Valladolid 1893-1984. Poeta y crítico literario español, integrante de la Generación del 27.