Tú me quieres alba

thomas-saliot
obra del pintor francés Thomas Saliot

Tú me quieres alba,
me quieres de espumas,
me quieres de nácar.
Que sea azucena
sobre todas, casta.
De perfume tenue.
corola cerrada.

Ni un rayo de luna
filtrado me haya.
Ni una margarita
se diga mi hermana.
Tú me quieres nívea,
tú me quieres blanca,
tú me quieres alba.

Tú que hubiste todas
las copas a mano,
de frutos y mieles
los labios morados.
Tú que en el banquete
cubierto de pámpanos
dejaste las carnes
festejando a Baco.
Tú que en los jardines
negros del Engaño
vestido de rojo
corriste al Estrago.
Tú que el esqueleto
conservas intacto
no sé todavía
por cuáles milagros,
me pretendes blanca
(Dios te lo perdone),
me pretendes casta
(Dios te lo perdone),
¡Me pretendes alba!

Huye hacia los bosques,
vete a la montaña;
límpiate la boca;
vive en las cabañas;
toca con las manos
la tierra mojada;
alimenta el cuerpo
con raíz amarga;
bebe de las rocas;
duerme sobre escarcha;
renueva tejidos
con salitre y agua;
habla con los pájaros
y lévate al alba.
Y cuando las carnes
te sean tornadas,
y cuando hayas puesto
en ellas el alma
que por las alcobas
se quedó enredada,
entonces, buen hombre,
preténdeme blanca,
preténdeme nívea,
preténdeme casta.

Alfonsina Storni, poetisa y escritora argentina del modernismo. 1892- 1938

Anuncios

Poema de invierno

skvcin_memoriam_by_andrea-melendez
“In memoriam” obra de Andrea Melendez  

Así fue como acabó el undécimo mes, Noviembre:
Con el canto de las ocas salvajes
que marchaban hacia el Sur.

Y tú miraste hacia aquel cielo, para decir:
Si tuviera alas, también yo me esforzaría
en busca de nuevas tierras,
también yo levantaría mi campamento
en una playa llena de banderas amarillas;
quizá entonces trabajara mejor el tiempo,
quizá entonces olvidara para siempre
las murallas y la gente de esta ciudad.

Y, recuerda, yo sólo te hice una pregunta:
¿Por qué somos tan infelices?
De morir un mes más tarde
habría visto nieve
en nuestro jardín.

Seguíamos hablando
cuando los oscuros ángeles
que se lo llevaron
se llevaron también la tarde.

Así fue como acabó el undécimo mes, Noviembre:
Con el canto de las ocas salvajes
que marchaban hacia el Sur.

de “Poemas & Híbridos”, de Bernardo Atxaga

José Irazu Garmendia (Asteasu, Guipúzcoa, 27 de julio de 1951), conocido con el seudónimo de Bernardo Atxaga, es un escritor vasco. Su obra abarca cuento, novela, poesía y ensayo y ha sido escrita y publicada íntegramente en euskera. Traducido a numerosas otras lenguas, es el escritor en euskera más leído y traducido.1 Se licenció en Ciencias Económicas por la Universidad de Bilbao y en Filosofía y Letras por la Universidad de Barcelona.

Miembro de pleno derecho de la Real Academia de la Lengua Vasca desde 2006, en noviembre de 2010 también fue nombrado miembro de Jakiunde, Academia de las Ciencias, de las Artes y de las Letras.

Sonata para adiós y flauta

fotomariaje-playa-landas
Fotografía de María J. Leza ©  

Te vas tan sola como siempre
te echaremos de menos
yo y los abrazos de la tarde
yo y mi alma y mi cuerpo.

Tu larga sombra se resiste
a abandonarnos, pero
has decidido que se fuera
contigo a todo riesgo.

De todos modos no querría
que enterraras tu sueño
aquel en que tu amor de nadie
era como un estreno.

Te vas de nuevo no sé a dónde
y tu adiós es un eco
que se prolonga y nos alude
como un último gesto.

Nunca guardaste la ternura
como pan para luego
estoy seguro de encontrarla
liviana entre tus pechos.

Te vas con paso de derrota
pero no me lo creo
siempre has vencido en tu querella
contra el odio y el miedo.

Quién sabe allá lo que te aguarda
ese allá tan desierto
que se quedó sin golondrinas
todo erial, todo invierno.

Mas si una tarde te extraviaras
entre el mar y el espejo
recuerda siempre que aquí estamos
yo y mi alma y mi cuerpo.

Mario Benedetti,  escritor, poeta y dramaturgo uruguayo. 1920-2009

A tientas

yuri-yarosh-18
obra del pintor bielorruso Yuri Yarosh 

Se retrocede con seguridad
pero se avanza a tientas
uno adelanta manos como un ciego
ciego imprudente por añadidura
pero lo absurdo es que no es ciego
y distingue el relámpago la lluvia
los rostros insepultos la ceniza
la sonrisa del necio las afrentas
un barrunto de pena en el espejo
la baranda oxidada con sus pájaros
la opaca incertidumbre de los otros
enfrentada a la propia incertidumbre
se avanza a tientas / lentamente
por lo común a contramano
de los convictos y confesos
en búsqueda tal vez
de amores residuales
que sirvan de consuelo y recompensa
o iluminen un pozo de nostalgias
se avanza a tientas/ vacilante
no importan la distancia ni el horario
ni que el futuro sea una vislumbre
o una pasión deshabitada
a tientas hasta que una noche
se queda uno sin cómplices ni tacto
y a ciegas otra vez y para siempre
se introduce en un túnel o destino
que no se sabe dónde acaba.

Mario Benedetti, escritor, poeta y dramaturgo uruguayo. 1920-2009

Quien pudiera…

mujeres-espejo-modelos-triste-tristeza-amor-romance-espera-femals-estrellas-poacute

Quién pudiera partir,
repartirse de nuevo en el olvido,
abandonarse a la llovizna,
a la espera de nadie,
pulsar la eternidad en un palmo de frío,
en un pulóver blanco de nostalgias,
en un sorbo de té,
color de otoño transparente,
morirse en un suspiro,
dormir una tristeza acurrucada en la ternura,
callarse para siempre,
Y entonces, encontrarse,
geografía purísima a la espera del tiempo,
a la espera del sol;
bailar
una sonrisa, una palabra, un parto
y tal vez,
peinar interminablemente
un absurdo enhebrado
al calor pequeñito, escondido del invierno.

Susy Delgado, escritora bilingüe y periodista, nació en San Lorenzo, Paraguay, en 1949. Su obra literaria muestra una clara preeminencia del género de la poesía.
Sus cuatro primeros poemarios en guaraní –Tesarái mboyve (Antes del olvido),
Tataypýpe (Junto al Fuego), Ayvy membyre (Hijo de aquel verbo) y Ñe’ë jovái (Palabra en dúo)- fueron publicados en versión bilingüe y están reunidos en la antología que lleva este último título. En el 2007 publicó otro poemario con textos originales en guaraní, en versión bilingüe, Jevy ko’ë, que incluye el cuento del mismo título, distinguido con el Premio Cide Hamete Benengeli para relatos escritos en lenguas hispánicas distintas del castellano, de la Universidad Toulouse Le Mirail y Radio Francia Internacional, en el 2005.

Hay veces, poesía

fotode-aisha-yusav
fotografía de Aisha Yusaf 

Hay veces, Poesía,
en que me llegas todavía con la tarde,
entre el sorbo apurado de cafe,
una vieja canción apurada
despertando mis venas
y una sensación apurada, fugaz,
de tarde antigua
flotando entre las luces neblinosas y dulces del café.
Veces en que se puede todavía
saborear con urgencia
un pedazo de tarde suspendido en la urgencia,
pegarse el lujo de una pausa en la prisa,
mirar pasar la prisa
detrás del vidrio viejo,
sentada en una mesa de café.
Veces en que se puede todavía
rescatar del olvido una estrella fugaz,
comprender el porqué de la ausencia
y el porqué del invierno
arrastrando un dolor de gases y teléfonos;,
entre infinitas calles y rostros apurados.
Hay veces, Poesía,
en que se puede todavía
reconocerte corno a una certeza fugitiva,
entre la brama, el apuro y el café.

Susy Delgado, escritora bilingüe y periodista, nació en San Lorenzo, Paraguay, en 1949. Su obra literaria muestra una clara preeminencia del género de la poesía. Sus cuatro primeros poemarios en guaraní –Tesarái mboyve (Antes del olvido), Tataypýpe (Junto al Fuego), Ayvy membyre (Hijo de aquel verbo) y Ñe’ë jovái (Palabra en dúo)- fueron publicados en versión bilingüe y están reunidos en la antología que lleva este último título. En el 2007 publicó otro poemario con textos originales en guaraní, en versión bilingüe, Jevy ko’ë, que incluye el cuento del mismo título, distinguido con el Premio Cide Hamete Benengeli para relatos escritos en lenguas hispánicas distintas del castellano, de la Universidad Toulouse Le Mirail y Radio Francia Internacional, en el 2005.

 

 

 

Flores amarillas

sad-girl-in-yellow-flowers-field

Mi prado estaba lleno
de flores amarillas
y yo las arranqué.
Ya nada tengo.
Por el tallo cortado
sube una áspera savia
hasta mi corazón.
Se hace inmensa la tarde
y todo sabe a lo que pudo ser.

Carmen Martín Gaite, 1925-2000,  escritora española, una de las figuras más importantes de las letras hispánicas del siglo XX. Recibió, entre otros, el Premio Príncipe de Asturias de las Letras, en 1988

Amor

sergio-cerchi
obra del pintor italiano Sergio Cerchi 

Amor sin nombre, ámbito destino
de ser y de no estar. Tu pronto asedio
sostiene mi dolor y anula el tedio
de copa exhausta o apretado vino.

En un alto silencio, un aquilino
palmo azul de silencio, vivo. En medio
de la infausta paciencia de tu asedio
abro las jaulas y desbordo el trino.

Por ti cuelgo coronas en los muros;
por ti soy más fugaz y en los maduros
soñares aligero tus canciones.

Y te llevo en mi ser y has recogido
la actitud que en Florencias o Bizancios
consagra sus palomas al olvido.

Carlos Pellicer, poeta y museólogo mexicano nacido en Tabasco en 1899-1977

Los milagros existen

nina1

Los milagros existen.
Y son de carne y hueso,
tienen nombre y edad.
Pero a veces, enferman,
¿Y qué hacen los milagros
cuando enferman?
Pues,
dejan de trabajar y por lo tanto,
dejan de dibujar sonrisas
en las páginas grises
del diario diario…
Besos de mandarinas,
aguaceros de azúcar
y ráfagas de sueño
en las páginas grises
del curriculum vitae
de alguna poetisa.
Cuando un milagro enferma, de repente,
una tristeza pequeñita
camina despistada
en las páginas grises de la tarde.

Susy Delgado, escritora bilingüe y periodista, nació en San Lorenzo, Paraguay, en 1949. Su obra literaria muestra una clara preeminencia del género de la poesía. Sus cuatro primeros poemarios en guaraní –Tesarái mboyve (Antes del olvido), Tataypýpe (Junto al Fuego), Ayvy membyre (Hijo de aquel verbo) y Ñe’ë jovái (Palabra en dúo)- fueron publicados en versión bilingüe y están reunidos en la antología que lleva este último título. En el 2007 publicó otro poemario con textos originales en guaraní, en versión bilingüe, Jevy ko’ë, que incluye el cuento del mismo título, distinguido con el Premio Cide Hamete Benengeli para relatos escritos en lenguas hispánicas distintas del castellano, de la Universidad Toulouse Le Mirail y Radio Francia Internacional, en el 2005.

Antes del olvido

huc-foto
fotografía de Huynh Phuc Hau 

Acaso es tarde.
No importa ya
que con favor del diablo
coloque mis jazmines en la acera,
mi zapato de tierra
en la ventana,
y me quede
en cuclillas,
aguardando,
que alguien golpee de una vez mi puerta.
No importa ya
que con las gotas
de un día que en la fiesta fue lluvioso,
yo moje mis cabellos y mejillas,
y me quede sentada,
parpadeando,
sobre el sillón de mimbre, en la penumbra.
Acaso es tarde.
Acaso el tiempo
me llegó de golpe
por andarme de madre,
por andarme de hija,
y este fuego nocturno
que sube por mis huesos,
este aullido feroz
que levanta mi sangre,
ya no son señales
para llamar a nadie.

Delfina Acosta, nació en Asunción, Paraguay en 1956, poeta, narradora y periodista. Aunque química-farmacéutica de profesión, Delfina Acosta se ha dedicado a la creación literaria desde muy joven. En 1986 se editó su primer libro, “Todas las voces, mujer…”, el cual le mereció el Primer Premio Amigos del Arte, además de considerarse una obra de referencia. Hasta ese momento, algunas de sus poesías se habían incluido en la publicación Poesía itinerante, dirigida por el Taller de Poesía Manuel Ortiz Guerrero. Trabaja como columnista del diario ABC Color, a cargo de la crítica literaria de poetas y narradores paraguayos en el suplemento cultural.