PAPEL PLEGADO

cajon

 

Hoy, al realizar un pequeño inventario
con el fin de tirar unas cosas y hacer un hueco a otras,
he encontrado un papel amarillo con apenas dos pliegues.
No lleva fecha ni existe pista alguna de cuando lo guardé
Al desplegarlo, con una caligrafía exprés
como si no hubiese habido apoyo en su ejecución
han aparecido dos versos escritos con bolígrafo verde.
Es mi letra, seguro, pero no acabo de reconocerme
ni sé en qué estaba pensando en aquel instante
para escribir aquello.
Sin duda era otro yo
que en nada se parece al yo de ahora.
Y, como en la vida siempre acabamos regresando
a ese lugar amniótico que huele a talco y madre
lo he plegado de nuevo y lo he vuelto a guardar
junto a otros borradores.
Dentro de algunos años

cuando de nuevo vuelva a hacer un pequeño inventario
con el fin de tirar unas cosas y hacer un hueco a otras,
espero que esté allí, y al desplegarlo de nuevo y de nuevo leerlo,
suceda que en vez del desconcierto que hoy me ha causado,
sonría porque he comprendido lo que un día escribí
con bolígrafo verde en papel amarillo
consiguiendo, por fin, reconocerme.

José Javier Alfaro Calvo, (Cortes -Navarra- 1947) escritor e ilustrador navarro.