Otro cielo

tocar-el-cielo

No existe esponja para lavar el cielo
pero aunque pudieras enjabonarlo
y luego echarle baldes y baldes de mar
y colgarlo al sol para que se seque
siempre faltaría el pájaro en silencio

no existen métodos para tocar el cielo
pero aunque te estiraras como una palma
y lograras rozarlo en tus delirios
y supieras al fin como es al tacto
siempre te faltaría la nube de algodón

no existe un puente para cruzar el cielo
pero aunque consiguieras llegar a la otra orilla
a fuerza de memoria y pronósticos
y comprobaras que no es tan difícil
siempre te faltaría el pino del crepúsculo

eso es por que se trata de un cielo que no es tuyo
aunque sea impetuoso y desgarrado
en cambio cuando llegue al que te pertenece
no lo querrás lavar ni tocar ni cruzar
pero estarán el pájaro y la nube y el pino.

Mario Benedetti, escritor, poeta y dramaturgo uruguayo. 1920-2009

Por volverlo a escuchar

Vadim Stein
Fotografía hecha por Vadim Stein

Urgente la presencia te reclamo,
eje te quiero de mi todavía,
la espuma de tu orilla por la mía
ascendiendo sedienta tramo a tramo.

Prolongado oleaje del te amo
que de mi playa aleje la agonía.
Por volverlo a escuchar deshojaría
hasta el último sueño de mi ramo.

Vuelve y vuelve otra vez, vuelve a cantarme,
repíteme el compás a cada hora,
quédate detenido en mi presente.

Hoy sé que una campana va a sonarme
anunciando la vuelta de otra aurora
la razón de esta lucha por mi frente.

Poema de Concha Lagos, Córdoba (1909-2007), editora, escritora y miembro de la Real Academia de Córdoba. Está considerada escritora total, por haber publicado tanto poesía como narrativa, teatro y ensayo.

Libre siempre

chivrall
Obra de Chivrall

Nunca te hagas mía, confúndete conmigo.
Te quiero libre, siempre,
no con la propiedad que amordaza,
toda tú y todo yo plenos de luz.
El azul se encierra en tu cuerpo
con la fantasía de la noche,
luna de piel y espumas
marinas chocando en la roca
de tus pechos henchidos,
el dolor del alma y una lágrima
fugitiva navegando en tus venas.
Mézclate con las tinieblas
y sé mi amante
como un ángel negro
que enrosca nuestros cuerpos.
Nadie puede parar el deseo
ni las inútiles ausencias.
Se me hace miedo perderte,
se me hace miedo apresarte,
no quiero oír el silencio
de tu olvido o tu distancia,
el tiempo que vivo
en el cielo risueño de mi luna,
cortejo de luceros mis versos
que cantan a la certeza
de tu enamorada libertad.
Ven conmigo
y dejemos el recuerdo
el dulce sabor de un beso.

del poemario “Luna”

Miguel Ángel Villar, poeta sevillano nacido en 1951. Pertenece a Gallo de vidrio desde su fundación en febrero del 72. Asesora la creación de la revista poética Albatros, y en el 85, junto a los poetas Ramón Reig y Benito Mostaza crea el grupo “Aldaba”.
Es autor de prólogos y columnas de prensa, así como colaboraciones en revistas tanto en papel como en internet, utilizando con frecuencia, sobre todo cuando escribe prosa, el seudónimo de Gil Torres Navarro.

Otra vez a soñar desde el oscuro

Lois greenfield
Fotografía hecha por la fotógrafa Lois Greenfield

Otra vez a soñar desde el oscuro
imposible por qué, mano tendida,
intentando apresar amor y vida,
fijarle a lo inseguro lo seguro.

Otras veces cabalgando hacia tu muro,
soledad que me tiras de la brida,
seguidora incansable de mi huida,
vencedora en la lucha en que perduro.

Otra vez a mirar arena y cielo
en tu playa sin fin siempre desnuda,
bebiéndome el silencio que te nombra.

Otra vez como ayer perdido el vuelo
por el salto hacia atrás de miedo y duda,
seguida y seguidora de tu sombra.

Poema de Concha Lagos, Córdoba (1909-2007), editora, escritora y miembro de la Real Academia de Córdoba. Está considerada escritora total, por haber publicado tanto poesía como narrativa, teatro y ensayo.

Poema sin nombre

Omar Ortiz Tutt'Art@
fragmento de obra de Omar Ortiz

He de amoldarme a ti como el río a su cauce,
como el mar a su playa, como la espada a su vaina.
He de correr en ti,
he de cantar en ti,
he de guardarme en ti ya para siempre.
Fuera de ti ha de sobrarme el mundo

como le sobra al río el aire, al mar la tierra,
a la espada la mesa del convite.
Dentro de ti no ha de faltarme
blandura de limo para mi corriente,
perfil de viento para mis olas,
ceñidura y reposo para mi acero.
Dentro de ti está todo; fuera de ti no hay nada.
Todo lo que eres tú está en su puesto;
todo lo que no seas tú me ha de ser vano.
En ti quepo, estoy hecha a tu medida;
pero si fuera en mí donde algo falta, me crezco…
Si fuera en mí donde algo sobra, lo corto.

Dulce María Loynaz, poeta cubana (1902-1997), considerada una de las principales figuras de la lírica cubana y universal. Mereció el premio Miguel de Cervantes en 1992