Tendremos que oponernos algún día

guillermo meza
Obra de Guillermo Meza

Tendremos que oponernos algún día
a las pulidas mecánicas del odio
a los tornos altamente veloces del cielo manejado
a la producción eficaz de los peligros.
Tendremos que oponer los émbolos que ascienden
palomas breves por tubos de órganos
a un cielo separado.
Tendremos que desdeñar secretamente las verdades de la confusión.
Tendremos que lavar algunos muertos
antes de procrear muertos distintos
y respirar por ellos en máquinas distintas.
Tendremos que luchar por otras cosas
que las que nos pusieron en las sienes
que las que nos mandaron asumir
sellándonos el aire transparente con ruido apoderado.
Tendremos que cambiar los nombres los colores
los gestos del amor almacenado en épocas distintas.
Tendremos que pintar nuevos paisajes en los ojos del hombre
a la sombra del viento sin origen
como rugiendo ternuras diferentes
como llorando en otras manos
acaso descubriendo el verdadero centro equivocado
del camino emprendido
acaso sonriendo al débil horizonte al amigo perdido
al compañero humilde que entiende los silencios
a la anciana solitaria que pasa por la calle
o lava en casa ropas innecesarias lienzos nocturnos
o toca el piano del recuerdo con dedos inconexos.
Tendremos que oponer seguramente
las más oscuras vetas de los hombres
a las protuberancias de los cielos
como los viejos los niños y los locos
indicando con dedos inseguros el proceso que avanza.

Carlos Aurtenetxe (San Sebastián, 1942), poeta, narrador y ensayista, empezó a publicar en 1962. Fue colaborador de las revistas literarias Kurpil y Kantil. En 1977, con el relato Los lemmings, ganó el Premio de Cuentos Ciudad de San Sebastián.
Su primer libro de poemas salió en 1979 (Caja de silencio) en la colección “Ancia”, que dirigía Jorge G. Aranguren. Por sus poemarios Pieza del templo, Figuras en el friso y Las edades de la noche, recibió los premios Ciudad de Irún (1982), Blas de Otero (1982) y Alonso de Ercilla (1983). En 1990 la Universidad del País Vasco editó el volumen Palabra perdida / Galdutako hitza (1990) que abarca veintiún poemarios escritos entre 1977 y 1989, dos de ellos originariamente en francés. Se trata de una antología, pero recoge la mayor parte de su creación poética de ese periodo.

Desde entonces ha publicado en la editorial Bermingham, de San Sebastian.
Aquí han salido sus libros dedicados a tres grandes escultores vascos. Estos libros son:
La casa del olvido (1999) (Eduardo Chillida)
La piedra acontecida (2000) (Jorge Oteiza)
Acanto ciego (2006) (Remigio Mendiburu

Y el poemario Los cormoranes (2002) con prólogo de Carlos Rojas.

Ha traducido al castellano dos libros del poeta Jean Mambrino

En 2012, también en Bermingham, sale Aspera llama, una antologìa poética de casi 400 páginas que abarca los años 1977 a 2006. Realizada por el propio autor y con prólogo de Patricio Hernández, esta antología es fundamental para conocer la obra de Carlos Aurtenetxe.

2 comentarios en “Tendremos que oponernos algún día

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s