Niño moribundo

pozzi poeta

En una noche has vivido
los años de toda una vida;
y el alba lenta te corona
de espinas. Miras
con ojos sabios las sombras
alrededor, vacilantes, incompletas;
y conoces la pena del trigo abatido bajo los truenos
y las pérdidas en los rebaños amenazados.
En mil noches
has peinado largas trenza grises, te oprimió
la humedad de los días marchitos.
Ahora se abre
en un hilo de sol tu frente, se afianza
en la mirada de un hombre perfecto:
y compadeces a tu madre.

10 de junio, 1937

Antonia Pozzi (Milán, Italia, 1912-1938). Fotógrafa y poeta que permaneció inédita hasta su muerte, ocupa un lugar destacado dentro de la poesía italiana que se produjo en el siglo XX.

La inquietud fugaz

juana de ibarbourou
Juana de Ibarbourou

He mordido manzanas y he besado tus labios.
Me he abrazado a los pinos olorosos y negros.
Hundí, inquieta, mis manos en el agua que corre.
He huroneado en la selva milenaria de cedros
Que cruza la pradera como una sierpe grave,
Y he corrido por todos los pedrosos caminos
Que ciñen como fajas la ventruda montaña.

¡Oh amado, no te irrites por mi inquietud sin tregua!
¡Oh amado, no me riñas porque cante y me ría!
Ha de llegar un día en que he de estarme quieta,
¡Ay, por siempre, por siempre!
Con las manos cruzadas y apagados los ojos,
Con los oídos sordos y con la boca muda,
Y los pies andariegos en reposo perpetuo
Sobre la tierra negra.
¡Y estará roto el vaso de cristal de mi risa
En la grieta obstinada de mis labios cerrados!

Entonces, aunque digas: —¡Anda!, ya no andaré.
Y aunque me digas: —¡Canta!, no volveré a cantar.
Me iré desmenuzando en quietud y en silencio
Bajo la tierra negra,
Mientras encima mío se oirá zumbar la vida
Como una abeja ebria.

¡Oh, déjame que guste el dulzor del momento
Fugitivo e inquieto!

¡Oh, deja que la rosa desnuda de mi boca
Se te oprima a los labios!

Después será ceniza sobre la tierra negra.

firma juana de ibarbourou

Juana de Ibarbourou, conocida popularmente como Juana de América, fue una poeta uruguaya. 1892- 1979

Reunión

historically-3907276_640

Érase un bosque de palabras,
una emboscada lluvia de palabras,
una vociferante o tácita
convención de palabras,
un musgo delicioso susurrante,
un estrépito tenue, un oral arcoíris
de posibles oh leves leves disidencias leves,
érase el pro y el contra,
el sí y el no,
multiplicados árboles
con voz en cada una de sus hojas.

Ya nunca más, diríase,
el silencio.

(De Oidor andante, 1972)

Ida Vitale, (Montevideo, 2 de noviembre de 1923), poeta, traductora, ensayista, profesora y crítica literaria uruguaya miembro del movimiento artístico denominado «Generación del 45» y representante de la poesía «esencialista».

IX

Vivir, amor, tendidos junto al lago
como el junco a la orilla del arroyo;
sentir las aguas claras y sentirte
discurriendo muy pura ante mis ojos.
Amor, suplica el labio estremecido,
los labios que te buscan temerosos.
Amor desde la nada hasta la nada,
desde aquel sueño nuestro sin retorno.
Quizás te has ido lejos para siempre
dejándome penando en lo más hondo.
Te has ido y la mirada se ha quedado
herida, ¡y tan herido cuanto toco!
Ven hasta aquí, retorna hasta este espacio
del que huyeron los pájaros del gozo.
Apenas si, al calor de los recuerdos,
quedan ya trinos claros, armoniosos.
Vivir, digo creyendo en la esperanza.
Vivir, amor, soñarte desde el fondo,
subir hasta tus labios, despertarme
soñando con ser sueño de tus ojos.

Antonio Colinas, 1946 La Bañeza, León. Poeta, novelista, ensayista y traductor español. Ha publicado una obra variada que ha recibido, entre otros galardones, el Premio Nacional de Literatura en 1982.

Grito

pozzi_grido

No tener un Dios,
no tener una tumba,
no tener nada firme,
tan sólo cosas vivas que se escapan;
vivir sin ayer,
vivir sin futuro,
y cegarse en la nada
(socorro)
a causa de la miseria
que no tiene fin.

10 febrero 1932

Antonia Pozzi (Milán, Italia, 1912-1938). Fotógrafa y poeta que permaneció inédita hasta su muerte, ocupa un lugar destacado dentro de la poesía italiana que se produjo en el siglo XX.

Que se apaguen las lumbres…

¡Que se apaguen las lumbres,
que se paren los labios,
que las voces no digan
ya más: «Te quiero» ¡Que
un gran silencio reine,
una quietud redonda,
y se evite el desastre
que unos labios buscándose
traerían a esta suma
de aciertos que es la tierra!
Que apenas la mirada,
lo que hay más inocente
en el cuerpo del hombre,
se quede conservándole
al amor su futuro,
en esa leve estrella
que los ojos albergan
y que por ser tan pura
no puede romper nada.

Tan débil está el mundo
-cendales o cristales-que
hay que moverse en él
como en las ilusiones,
donde un amor se puede
morir si hacemos ruido.
Sólo
una trémula espera,
un respirar secreto,
una fe sin señales,
van a poder salvar
hoy,
la gran fragilidad
de este mundo.

Y la nuestra.

Pedro Salinas Serrano (Madrid, 1891, Boston 1951) fue un escritor español conocido sobre todo por su poesía y ensayos. Dentro del contexto de la Generación del 27 se le considera uno de sus mayores poetas. Sus traducciones de Proust contribuyeron al conocimiento del novelista francés en el mundo hispanohablante.

Ruego sin convicción

vicente romero... redondo
obra de Vicente Romero Redondo

Perdóname,
la tarde
tenía mucho azul para no amarte.

Había tanto verde en los senderos
y era tan pura el agua del riachuelo
que tenía por fuerza que besarte.

Perdóname,
ya no seremos lo que fuimos
los dos aquella tarde.

Tu beso es un silbar de codornices
en el fondo del valle del recuerdo,
y tus ojos tan negros, casi tristes,
serán por siempre en mis nostalgias grises
un amor enterrado que no ha muerto.

¡No tenía derecho de besarte!
pero estaban tan frescas las praderas
y estaban tan floridas las palmeras

y estabas tú tan linda aquella tarde…

 

Jorge Federico Travieso (16 de agosto de 1920 San Francisco, Atlántida Honduras, Río de Janeiro 1953) poeta, y diplomático, representó a Honduras en México y Brasil. Falleció prematuramente a los 33 años de edad.

De él dijo Rafael Heliodoro Valle:

» Su estilo es el de la confidencia; su voz la de un poeta que iba de prisa por la vida; su queja era muy honda… Honduras perdió en él uno de sus poetas más promisores… era un poeta de verdad, un enamorado férvido que veía el cielo azul desde el fondo de un pozo visitado por las estrellas…»

Límites

pozzi niña

Cuánto me acuerdo
de mi cartera escolar,
manoseada, gris,
que toda yo estrechaba con mis libros
en un único abrazo
seguro.

No conocía entonces
este acezante trascender,
este desbordamiento estéril,
este perderse
que todavía no es morir.
Cuántas veces me apeno, pensando
en mi cartera escolar.

Antonia Pozzi (Milán, Italia, 1912-1938). Fotógrafa y poeta que permaneció inédita hasta su muerte, ocupa un lugar destacado dentro de la poesía italiana que se produjo en el siglo XX.

Aniversario

lluvia

Hoy hace un año, justamente un año.
Y llueve como entonces en el atardecer.
Y es una lluvia lenta, tan lenta que hace daño,
porque casi no llueve ni deja de llover.

Mi pena es una pena sin tamaño,
en el tamaño triste de un nombre de mujer,
aunque la gente pasa sin saber que hace un año,
y aunque la lluvia ignora que llueve como ayer…

 

 

José Ángel Buesa, poeta cubano, 1910-1982. Se le ha llamado el “poeta enamorado”. Ha sido considerado como el más popular de los poetas en la Cuba de su época. Su popularidad se debía en gran parte a la claridad y profunda sensibilidad de su obra. Muchos de sus poemas han sido traducidos al inglés, portugués, ruso, polaco, japonés y chino. Otros muchos han sido musicalizados o recitados en unos 40 discos de larga duración. Fue también novelista y escritor de libretos para la radio (novelas radiofónicas) y la televisión cubana, también fue director de célebres programas radiales en las estaciones RHC-Cadena Azul y CMQ, ya inexistentes.

Plenilunio

park-honfleur-painting_194_1323 volegov
obra de Vladimir Volegov

Una benevolencia de frescura
pasa por el silencio, amada mía,
cual si pasarán por la perla pura
de la noche, los ópalos del día.

El plenilunio en su joyel abierto
acicala los tumbos de sus gemas:
es paréntesis de oro en su desierto,
oasis de milagrosas crisantemas.

Sobre el estanque azul, el cisne es una
camelia que se aloja en un zafiro:
dispone de lo blanco de la luna
y de las inconstancias del suspiro…

Y tornasol de buche de paloma
sucede a la esmeralda vespertina:
nos da el viento su música y su aroma,
y el agua su paciencia cristalina…

Junto a la soledad de los senderos
brilla lo que se esmalta y que perfuma:
toda blancura hostial de jazmineros
y victorioso escándalo de espuma…

Todo lo que se embriaga y se deshoja,
hace evocar los júbilos del nido.
Cuando veo al estanque se me antoja
que un pedazo de cielo se ha caído…

Y se prestigia en luna cada trino,
cada fulguración y cada broche;
y el silencio es magnánimo y divino
en la benevolencia de la noche…

Dices que te hallas sola en tu tristeza,
pero en una verdad respuesta fundo:
¡cuando tu boca pálida me besa
pasa la eternidad en un segundo!

 

Rafael Heliodoro Valle, (Tegucigalpa, Honduras, 3 de julio de 1891 – México, 29 de julio de 1959) Ensayista, historiador, poeta, narrador, bibliógrafo y periodista hondureño, que realizó destacados estudios en el campo de la historia y la literatura.