He mirado el hondo río…

He mirado el hondo río de amplias compactas aguas,
negro metal de la noche, quieto a los ojos, sordo al oído, solo
entre frondas espesas y oscuras.
El viento estaba echado. Ni un rumor perturbaba
mi instantánea contemplación, mi rápida comparación de aguas
y alma,
mi alma honda y amplia y negra y quieta y sorda y sola.

Un momento la luna, casi llena,
se reflejó en el río, no en mi alma.
La luna de mi alma en esta noche
no se ha asomado a mí, no me ha venido
como la piel de un pecho que me acoge
y se deja besar y me ilumina.

Hoy en mi alma ha habido
sólo un rumor de gozo muy lejano,
sólo una voz para llevar el día
a mayor soledad y agua más honda.

Antonio Carvajal, (Albolote, Granada, 1943), poeta y profesor titular de métrica en la Universidad de Granada.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s