Lo sé

Sé que vas a llegar
cambiándome de sitio las ideas,
tirando mi ansiedad por el retrete,
con la felicidad como bandera.

Y estaremos más locos,
y a la vez más libres,
y todos los poemas
ayunarán silencio
si me abrazas.

Sé que llegarás
apretando el gatillo del olvido,
dejando mi pasado en la cuneta,
siendo siempre nosotros
si es contigo.

Y estaremos más viejos,
y a la vez más vivos,
y todas las canciones
van a ser silencio
si me miras.

Sé que llegarás
con tus zapatitos salvavidas,
con tus manos revolucionarias,
con el alma llena de poesía.

Sé que llegarás
aproximadamente un cuatro de diciembre,
cerrando un año de supervivencia
poniéndole el final a un año raro.

Lo sé
aunque no encuentre bien cómo explicarlo,
tengo un tsunami en el fondo del pecho
y un colibrí bailando en mis pupilas.

Lo sé
como nunca antes supe de un hallazgo,
como un tesoro al que llegas sin mapas,
como ya respiro en tus pulmones.

Lo sé
porque las siete letras de M-A-R-T-I-N-A
esperan junto a mí tu bienvenida.

Diego Ojeda, músico y escritor español nacido en diciembre de 1985 que navega implacable a bordo de una carrera artística que dio comienzo en la isla de Gran Canaria. Durante este tiempo ha destacado en el panorama de la música independiente y de la poesía en España y se ha hecho un hueco, cada vez más señalado en el circuito de la canción de autor en México. Residiendo en Madrid, pero siempre de gira, podemos encontrarlo defendiendo sus directos sólo o acompañado de los músicos que forman su banda.

El amor es un centro

Un tallito de verdes y un añoso algarrobo
las veinticuatro horas y el instante bisagra
una vislumbre dicha por las manos de un ciego
el amor es un centro con extrañas filiales
clausura y campo abierto
los barcos que dialogan tras la niebla
musgo y cáliz del sexo
la fogata en el ángelus inmóvil
las tiernas recompensas
las durísimas penas
el amor es un centro con extrañas filiales
todo eso y mucho más
y mucho menos y otros rubros
sintetizando yo diría
que así en la guerra como en los celos
el amor es también una alcachofa
que va perdiendo sus emblemas
hasta que queda una fruición
una esperanza
un fantasmita

Mario Benedetti, poeta uruguayo 1920-2009