Variaciones sobre un tema de Stevens

No es el canto del mirlo: es el silencio
que nos deja, un silencio
que es algo diferente del silencio
porque en él suena aún el recuerdo del canto
del mirlo. Ni silencio
ni canto: lo que ocurre cuando el canto
ya ha acabado y aún no ha empezado el silencio.
Puedes llamarlo el alma.

Miguel d’Ors, Santiago de Compostela ( Galicia) 1946, profesor y poeta español