Ritual de los esclavos

Dame lo que no tienes, pero que es tu esencia,
acaso ese deseo tan íntimo y prohibido,
lo más tuyo: tu entrega y tu renuncia.
Todo lo que has de ser cuando tu plenitud
alcance el porvenir que ha madurado
como un dorado fruto por la luz del otoño.

Tal vez la noche tersa nos reúna
para que conozcamos el mal de lo difícil,
el daño indivisible del amor,
en donde al fin podamos existir
en el tenue esplendor con que la vida
nos elige y nos mezcla fatalmente.

Por eso yo te pido que con firmeza cumplas
el acerbo ritual de los esclavos:
cambiar la libertad de la esperanza
por el ansia que juntos nos apresa.

Justo Jorge Padrón (Las Palmas de Gran Canaria, 1 de octubre de 1943-Madrid, 11 de abril de 2021)​ fue un poeta, ensayista y traductor español y una figura importante de la generación poética del setenta.

La luz interrumpida

Homenaje a Juan Ramón

Nunca pero contigo, aunque la vida sea
la luz de ese mañana que nunca viviremos,
un tren que no esperabas y ha llegado, una hora
que empieza siendo alondra y acaba siendo espejo.

Cuántas veces he visto un columpio en tus ojos
mirando y sin mirar un ayer venidero,
viviendo y sin vivir algo que nunca llega
y a fuerza de esperarlo se va haciendo más nuestro.

Miradas con recuerdos por hacer que aún se doran
¿en qué sol amarillo o en qué tarde de invierno?
soles que ya estuvieron ardiendo en otra boca
y luego al enfriarse se convierten en besos.

Manos que poco a poco se han ido haciendo sombras
y alucinadamente te acarician durmiendo,
cenizas ¿de qué luto?, despertar ¿en qué vida?,
y esta mínima y lenta procesión de los huesos,

y este temblor de azúcar bajo la lengua cuando
te toco y no sé cómo despiertas y te veo
y tu cuerpo es un río que pasa ante mis ojos
y el amor vuelve a darnos su desmemoriamiento,

y esto quizás no vuelva a suceder, quizás
no vuelva a despertarme con los ojos abiertos,
ni sepa en qué momento de luz interrumpida
la nieve vendrá a verme cuando estemos naciendo

juntos y para siempre, ¿en qué mañana? ¿cuándo
seré sólo una lluvia de ceniza en tu cuerpo
y aún querré estar contigo y vivir una vida,
de después o de nunca, para seguir cayendo?

14 de agosto de 1976

(De Diario de una resurrección, 1979)

Luis Rosales Camacho (Granada, 31 de mayo de 1910-Madrid, 24 de octubre de 1992) fue un poeta y ensayista español de la generación de 1936. Miembro de la Real Academia Española y de la Hispanic Society of America desde 1962, obtuvo el Premio Cervantes en 1982 por el conjunto de su obra literaria.​

Don de la distancia

El destino ha querido separar vida y muerte
de tal modo que la vida se prolongue
hasta el cauce salado que divide las sombras de las luces,
donde muerte, frío, y silencio se confunden
con olas y naufragios.

El río donde nadamos no es tan solo
el agua donde juegan los chavales
de una tarde agostada de recuerdos y estrellas.
El río donde nadamos, como peces caducos,
es el tramo confuso de unos labios
que se acercan a besarnos
y marcan nuestra piel de adolescentes,
o la orilla fría y desnuda que contempla
el curso de los años sucesivos.

Arrastran las corrientes,
como aves cansadas de fingir el invierno,
los nombres de lugares memorables que ya
nadie recuerda, un hálito fugaz
de aquello que hemos sido y desvanece.

Cuando el tiempo persigue nuestros pasos sin dueño
es el don de la distancia quien nos guarda y redime
de buscar el apremio de las aguas someras
o nadar hacia el fondo de una tarde de niebla
por los cauces salados donde crecen las sombras.

Mario Lourtau (Torrejoncillo, Cáceres 1976)

Como suenan las hojas…

Como suenan las hojas
allá por el otoño,
como el agua en la fuente
gotea su retorno,
así tu melodía
viene y va por el hondo
desánimo de un tiempo
en que amar lo era todo.
Como gime la noche
tras el último gozo,
como se puebla el alba
de trinos imperiosos,
así tu melodía
va y viene sobre un fondo
de recuerdos aún vivos,
allá por el otoño.

María Sanz nace en Sevilla (1956), ciudad donde reside. Desde su adolescencia, y tras obtener el título de Bachiller Superior de Letras, se dedica a la creación poética, actividad que le ha permitido obtener diversos premios.

Siempre vuelve la luz

Lo más frágil llevaba a lo más puro:
sí aquella risa, aquella
palpitación al borde de la carne
igual que una onda lenta
que deslumbrara el agua y la moviese
hasta centrarme el corazón en ella,
o igual que una guirnalda
que cubriera tu cuerpo y que le diera
un cansancio de luz, ese cansancio
de cielo atardecido que se queda
un instante con sol entre las ramas,
sin sostenerse apenas,
pero llenando el mundo, mientras oigo
aquella risa, aquella…

Luis Rosales Camacho (Granada, 31 de mayo de 1910-Madrid, 24 de octubre de 1992) fue un poeta y ensayista español de la generación de 1936. Miembro de la Real Academia Española y de la Hispanic Society of America desde 1962, obtuvo el Premio Cervantes en 1982 por el conjunto de su obra literaria.​

El bosque se iba haciendo al arder

en la imagen arte en maquillaje de Tal Peleg

Tristemente naturales.

Jorge Guillén

Me están mirando en tus ojos
los ángeles del instante,
los ángeles que han perdido
la memoria al contemplarse.

Me estoy reuniendo en tus brazos;
te siento casi quemándome;
arden el tronco y las ramas
pero las hojas no arden.

Estamos juntos, sin vernos,
repetidos y distantes,
juntos pero no vividos,
tristemente naturales.

Luis Rosales Camacho (Granada, 31 de mayo de 1910-Madrid, 24 de octubre de 1992) fue un poeta y ensayista español de la generación de 1936. Miembro de la Real Academia Española y de la Hispanic Society of America desde 1962, obtuvo el Premio Cervantes en 1982 por el conjunto de su obra literaria.​

El mundo se ordena en el tapiz de un cielo otoñal

Obra de André Pérez

En el cajón de los milagros
donde dispongo malabares de amapola,
tristezas de porcelana, mugre de arcoíris,
afirmaciones bajitas, una leve brizna de nube,
la felicidad en porciones, mis libros de arena
y alguna que otra mujer
encuadernada a todo color y tapa dura;
en ese cajón y no en otro,
las sombras hablan a tientas
y saltan a la comba los azules.
En la hora en que aún sangra el aire,
el mundo se ordena en el tapiz de un cielo otoñal,
y el mutismo más enfermo sospecha de mi casa,
de mi habitación y de la cómoda entreabierta
por donde escapan las incógnitas,
los cuadros de Andrés Rueda, la arquitectura
musical de las palabras
y el susto de los nombres
que no me pertenecen.

Marian Raméntol, (Barcelona, 1966), miembro del grupo poético LAIE (2004-2009)
Directora de la revista La Náusea desde el año 2006.
Miembro del grupo musical O.D.I. desde el 2006.
Miembro del colectivo artístico Grup Tremó (2010).
Su obra ha sido traducida al: Estonio, Armenio, Italiano, Inglés y Rumano.

El espectro del ansia

¡Qué sensación de nunca se hace umbría en tus ojos,
qué sinuosa evidencia desolada,
de vacío sin fin ante la posesión
entregada, desnuda e imposible!

¿Quién puede consolar este deseo
que está perdiendo el ser entre lo vivo?

¿Eres tú, inocencia demoníaca,
en la inmisericorde tentación,
la que reclama aún este fuego de médulas?

La pasión ha secado su hontanar.
Ya eres el desterrado de tu cuerpo.
Te escarba y te persigue el espectro del ansia.
El tacto se extravía en los ciegos sentidos,
anhela su redoble y no lo encuentra.

Agotada la copa enhiesta de la llama
se apagaron las luces de la sangre,
y en el desasosiego del futuro,
esa voz sin piedad de tu exilio sentencia:
Sólo lo que has perdido es tu desierto.

Justo Jorge Padrón (Las Palmas de Gran Canaria, 1 de octubre de 1943-Madrid, 11 de abril de 2021)​ fue un poeta, ensayista y traductor español y una figura importante de la generación poética del setenta.

Al acercarme al agua de tu río

fotografía de Gregory Allen

Al acercarme al agua de tu río
lo que yo fuí se fue desvaneciendo,
lo mucho que soñé se fue perdiendo
y de cuando yo soy ya nada es mío.

Ya sólo en Ti y en tu hermosura fío,
soy lo que eres, acabaré siendo
rastro de ti, y triunfaré perdiendo
en combate de amor mi desafío.

Ya de hoy no más me saciaré con nada;
sólo Tú satisfaces con tu todo.
Un espejo seré de tu mirada,
esposados los dos, codo con codo.
Y, cuando pongas fin a mi jornada,
yo seré Tú viviendo de otro modo.

José Luis Martín Descalzo (Madridejos, Toledo, 27 de agosto de 1930- Madrid, 11 de junio de 1991) fue un sacerdote, periodista y escritor español.

Postal III (vista aérea)

Es en los tejados,
lo que importa sucede en los tejados;
es decir,
bien poca cosa.
Pero tú te asomas a la ventana
y observas un horizonte de antenas,
seres aún más esbeltos
que la radiografía de nuestras almas.
¡Qué terribles son las antenas,
qué regias e inasibles,
siempre de perfil!
Erguidas contra el tiempo
ocultan bajo una fronda
de hojas perennemente caducas
su descorazonamiento vertical.
Aun así,
lo que importa sucede en los tejados.
Es decir,
bien poca cosa,
tan solo
esta conversación de arquitectura y sombra
tan inerte como la radiografía de nuestras almas.

Guadalupe Grande, Madrid 1965-2021, poeta, ensayista y crítica española.