Más que nunca

Patricia Benito

Te acabo de leer.
Sabía que no era una buena idea.
Pensaba que así
te sentiría más cerca
y las ganas de estar contigo
pasarían a ese punto de difícil retorno
en el que molestan.
En cambio, no ha sido así.
Estás lejos.
Más de lo que estabas esta mañana
cuando me desperté.
Estás a todas las cervezas del mundo.
Y es que me he dado cuenta
de que sabes más de la vida
que muchos de los que se creen dioses
por tener sus días llenos de cosas. Inútiles.
Estás consiguiendo mover el mundo
a tu ritmo,
de la forma en la que a mí me gustaría.
Pero yo no consigo salir
de este ciclón de reglas establecidas,
cosas porque sí, esto porque no,
ahora duerme, ahora sueña,
pero eso no, de pesos encima,
de barreras delante, de caminos marcados,
y así, ¿qué voy a enseñarte?,
¿qué voy a sumarte?
Te he leído poco, pero dentro.
Concentrada como hace mucho que alguien no consigue mantener mi atención.
Curioso. Y peligroso.
Pero hoy estás lejos.
Más que nunca.

Patricia Benito, Las Palmas, 1978
Del poemario «Primero de poeta»