Azulejo

Hay una golondrina
que prefiere soñar con otro vuelo.
Estamos en el patio
presas la tarde y yo,
mientras la fuente
se ha vestido impasible con los malvas
que rezuman sus gotas.
Hay un espejo enfrente
de las últimas luces,
mas no me veo en él. Quizá unas alas
me hicieron traspasar, voluptuosas,
las lindes de cerámica
que inventara esta tarde para mí.
Hay una golondrina
que prefiere olvidar su propio vuelo.

… … …

María Sanz nace en Sevilla (1956), ciudad donde reside. Desde su adolescencia, y tras obtener el título de Bachiller Superior de Letras, se dedica a la creación poética, actividad que le ha permitido obtener diversos premios.