Puntería

la poeta

Un poeta
ensarta algunas letras
en la punta del lápiz,
afila el asunto,
detiene el aire,
calcula la distancia,
dispara la palabra,
se muerde los labios…
-no sonríe-
Una hoja en blanco
reniega su desdicha,
el azar premeditado
en el tráfico de silencios.
Un poema
no ha podido ser,
hay duelo en las palabras
y las letras advierten
la mala puntería.
Otro poeta suspira
cierra los ojos,
abre los sueños,
afila en silencio
la punta del lápiz,
sin calcular tanto
se muerde los labios,
dispara…
-sonríe-

Ángela Acero Rodríguez (Diciembre, 1981, Bogotá). Profesional en Filosofía. Creció con la generación de la música en cassettes, el rock alternativo y los libros para bolsillos citadinos. Tiene una fascinación por los gatos, las metáforas, los árboles y el chocolate; colecciona paisajes detenidos en postales, hace música y fotografía. Tiene cuatro publicaciones de poesía: «Manecillas en estado alterado» (2013), «Dos días después de vos» (2016), «La Poetería» (2018) y “Los peldaños de la inercia” (2019). Coordina talleres de escritura para jóvenes y adultos. Ha participado de varias antologías de escritores, programas de radio y encuentros nacionales e internacionales. Vive en Bogotá, su ciudad natal, pero tiene un alto porcentaje de su alma en Córdoba (Argentina). Ama el cielo despejado y disfruta de las cosas simples.

Dos palabras

La soledad. Este cansancio herido
que se apresura por mi sangre errante,
que penetra en el hueso, palpitante
como un río de lava incontenido.

Cansancio y soledad. He resumido
en sólo dos palabras la constante
de toda mi existencia. Hoy caminante
entre cardos y brumas me he perdido.

Ceñido a mi estatura tengo un fuego
que consume el anhelo con que busco
la eterna longitud de la belleza.

Cansancio y soledad a él entrego,
y rompo, y rompo nieblas, y rebusco
allá en el hueco donde el alma empieza.

Manuela López García, (Cacabelos,León, 1910 – 2005), maestra y poeta berciana. Autora de una obra poética reconocida de más de 1500 poemas y nombrada hija predilecta de Cacabelos en el 2003.​ Da nombre a un premio Internacional de Poesía que se celebra en su localidad natal.