Si un hombre…

Catherine_Zeta-Jones_096
en la imagen Catherine Zeta Jones y Sean Connery en la película “La trampa” 

Si un hombre a los cincuenta años
se enamora de una adolescente,
su pasión confirma la teoría de Einstein,
la filosofía de Kant, la angustia de Shopenhauer,
el teatro de Shakespeare, los zapatos de Chaplin
y la inocuidad de las puestas de sol.

Si una muchacha en plena adolescencia
se enamora de un hombre de cincuenta años,
su pasión confirma la teoría de Einstein,
la filosofía de Kant, la angustia de Shopenhauer,
el teatro de Shakespeare, los zapatos de Chaplin
y la inocuidad de los amaneceres.

Si se besan y caminan del brazo por la Habana,
ya lo habían advertido Einstein, Kant,
Shopenhauer, Shakespeare, Chaplin;
si se desnudan en un cuarto de hotel y son felices,
tenían razón los que han llorado en los crepúsculos.

Si, en fin, se aman, todas las otras parejas existentes
(matrimonios legales y metálicos,
amantes hotélomanos,
novios castos o impúdicos, simples enamorados,
pretendientes de todos los tiempos y lugares)
han sido y son simple coincidencia,
literalmente, simple coincidencia.

(Poema TODO, de mi libro “En Almería casi nunca llueve”; curioso, escribí este poema cuando tenía 25 años, tal vez 26; y ahora tengo la edad del personaje del poema; su génesis y su por qué es más largo de contar y hasta simpática la anécdota; pero el poema sigue ahí, y seguirá, más allá de la edad de quien lo ha escrito.

Alexis Díaz-Pimienta,  nació en La Habana, Cuba, en el año 1966.

Es escritor, repentista, investigador y docente. Director de la Cátedra Experimental de Poesía Improvisada, y Sub-director del Centro Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado (CIDVI), ambas con sede en La Habana, Cuba.

Cultiva casi todos los géneros literarios (Novela, cuento, poesía, enyayo, literatura para niños), y su obra ha sido traducida al inglés, francés, italiano, farsi (lengua autóctona iraní), árabe, búlgaro y alemán, en antologías y revistas.

Anuncios

Sombras de la ciudad

Chaplin

Yo vi a Chaplin.
iba triste,
con los zapatos descalzos.
(El tiempo inventa cadalsos
pero Charlot los resiste.)
Iba por Galiano
(existe
siempre una vieja Calzada
oscura para que nada
ni nadie nos reconozca).
Era Chaplin…
Vi una mosca
lanzándole una patada.

Medianoche. Ni un transeúnte.
Chaplin a pie…
(no pregunte
nadie si era su jimagua).
Chaplin entrándole agua
por los zapatos heridos.
Sus párpados aburridos
de silencio y soledad.
Lloviznaba. La cuidad
era una tumba de oídos.
El viento entre toma y toma
le zarandeaba el sombrero.
Se lo caló hizo un puchero
no entendió que era una broma.
Vi su bastón:
larga y roma
lágrima para el camino.
Vi su bigote anadino.
Era Chaplin… Iba triste.
Era Chaplin…Era un chiste
que se aburrió muerto y vino.

Siempre su paso inexacto.
Siempre husmeando una vidriera
en busca de una florera
que mirara con el tacto.
-Hello, Charles!…
(En el acto
sentí un frío cosquilleante).
-Hello!- volví. Y al instante
se detuvo se volteó.
Me acerqué a verlo…
Era yo.
Y Charles Chaplin delante.

Alexis Díaz-Pimienta, (La Habana, 1966). Escritor y repentista
del poemario La sexta cara del dado

* jimagua
adjetivo/nombre común
1.[animal, persona] Que nació junto con otro igual en un mismo parto.
2. Fruto que brota adherido a otro.

La tristeza

HombreTristedeYuriAlberto
Pintura de Yuri Alberto Meezs Flores

La tristeza es de piedra,
música sólida cayendo sobre el pecho,
inoportuna brizna bajo el párpado.

La tristeza, si llega,
no aceptará negociar un minuto,
no respetará los teléfonos
ni las alacenas.

De nada servirá desnudar hembras,
romper vasos,
mirar la luna hasta que críe nuevos cráteres.
De nada valdrá mirar revistas
o aceptar una lluvia hipotética.

La tristeza es de piedra,
música sólida cayendo
y destrozando.

II

Nada se sabe sobre la distancia.
Inútiles ventanas, inútiles teléfonos,
pobres nubes.

Siempre se habla sobre la lejanía,
sobre la ausencia, sobre la nostalgia;
se habla,
se canta,
se escribe,
se sueña,
pero nada se ha dicho sobre la distancia.

A no ser ese humillo que sube de los ceniceros.
A no ser ese olor que, inesperadamente,
entra por los balcones.
A no ser esta música desgraciada en el pecho.

(LA TRISTEZA. Poema de mi libro “En Almería casi nunca llueve”, Scripta Manent Ediciones, 2010)

Alexis Díaz-Pimienta, nació en La Habana, Cuba, en el año 1966.

Es escritor, repentista, investigador y docente. Director de la Cátedra Experimental de Poesía Improvisada, y Sub-director del Centro Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado (CIDVI), ambas con sede en La Habana, Cuba.