Asistiré a mi muerte

Ángel_Urrutia_Iturbe
Ángel Urrutia Iturbe

Me moriré de frío entre las alas,
de un hachazo en el nombre,
me moriré delante de mis dos apellidos,
del árbol euskaldún que hizo mis brazos.

Me moriré de sol para gaviotas,
de lunas sin balcones a mis ojos,
me moriré sin ojos donde poner el cielo.

Me moriré de un mar irrespirable,
de un espanto más grande que la nada,
me moriré de sangre declinada sin mí,
conjugada en futuros sin presente.

Me moriré de sed junto a mis sueños,
de hambre en verso y en prosa, de hambre vida,
me moriré de vida,
moriré de la vida de la muerte.

Me moriré de tanta muerte mía
que abriré el corazón para que entre
sólo la soledad por mi agonía.

Moriré varias veces. Y a la tarde
leerán unos versos de ciprés amarillo sepultándome.
Dirán que fui poeta, solamente poeta nada menos.

No lloraréis por mí. Lloraréis
del miedo a vuestra propia muerte,
que vendrá hasta la mía vuestra muerte.

Asistiré a mi muerte,
y os contaré los días y las noches que me pasé llorando,
o cantando, o llorando, o de nuevo llorando.

Acudiré a mi entierro desde lejos,
cavaré la medida de mi polvo
y extenderé mis huesos sin raíces,
me comeré mis heces y mi nada
pensando que ya es algo ser la nada.

Iré a mi funeral
vestido con el luto de la tierra,
tocaré las campanas en silencio,
volveré hasta mi casa
y haré en mi colección de campanillas
la oración del poeta enamorado.

Unos pocos amigos verdaderos
besarán mis pecados de amistad verdadera.
Las sangres de mi sangre
harán una familia de heridas visitadas.

Tan sólo
llorará una mujer toda su alma,
me buscará el azul por todas partes,
me dirá mariposas, y yo le escribiré
sonetos para no morir
y una luz imborrable de palomas
donde voy a salvarme de la muerte,
donde van a salvarme las alas de mi nombre
y el río enamorado de sus besos.

Ángel Urrutia Iturbe (Lekunberri, 20 de octubre de 1933 – Pamplona, 11 de mayo de 1994) fue un poeta, editor y promotor cultural navarro.

Alta mar, alto amor

Vicente Romero Redondo12
Obra de Vicente Romero Redondo

Llegar al rompeolas de tus besos
con montañas de sed, con la tormenta
de mi sangre marítima e incruenta,
herirme en tus abismos aún ilesos.

Mis besos de alta mar contra tus besos,
bautizar con delfines de agua lenta
tu roca más profunda y más sedienta,
incendiarme en la nieve de tus huesos.

Esta tierra que soy llena de barcos
romperla contra el cielo de tu frente
hasta la última gota con orillas.

Quedarme sin orillas y sin arcos
clavándome en tu amor, en la corriente
de tu cuerpo salvando las astillas.

Ángel Urrutia Iturbe (Lekunberri, 20 de octubre de 1933 – Pamplona, 11 de mayo de 1994) fue un poeta, editor y promotor cultural navarro.