Timidez

chica-cogiendo-estrellas
The old astronomer de Charlie Bowater

No quiero, no quiero, no quiero
y es que no quiero abandonar la palabra,
me pregunto si ella ya me tentaba
en la memoria del parpadeo,
en el vacío de un pensamiento,
en el giro ocular del miedo,
o en aquel sudor de hojas muertas
ahora locas metáforas
bebedoras de gotas de rocío.
Si yo no fuese ese cascabel
que resuena oculto
en el latido de una sombra,
te contaría un secreto,
hay miles de estrellas atrapadas en mi pelo,
tal vez entre tus dedos,
se tornarían trocitos de cielo.

Consuelo Jimenez, poeta nacida en Barcelona, 1961

Anuncios

Recuerdo

lucy-zharikova
fotografía de Lucy Zharikova 

El regreso no atiende a encargos.
Mentira,
buscaba cerrar los ojos,
ser rastro del desierto
donde el viento sacude la huella,
siendo el recuerdo lluvia de púrpurina
en el clamor del angosto eco del olvido.
Mentira,
buscaba seguir existiendo,
pisando suelo que sin ser gris divino
me asista en ligero camino.
Mentira,
yo sólo quería no dudar de la duda,
aletear en la certeza de versos
escritos en el desorden de las palabras
imaginando que los segundos
estallan en mis manos, caen en el minuto,
como el sol en la sombra, sin arrastre.

 Consuelo Jimenez, poeta nacida en Barcelona en 1961

Entredormida

diana-chyrzynska-dream
en la imagen “Dream” obra de la artista polaca Diana Chyrzynska

Las pestañas se apagan
encendido el latido
dormita la conciencia.
Nula la realidad,
somos cero en sueño.
Al despertar gira la ruleta
de nuevo el juego en pleno,
el comodín colgado de un hilo,
anuncia el no va más, duermo.
Transita el tiempo muerto
el recorrido es nulo no existo.

Consuelo Jimenez, poeta nacida en Barcelona en 1961

Cancamurria

consue

Mientras un perro juega
mis párpados se van aplomando.
Sus pezuñas rascan la alfombra
llenando de recreo su dejadez.
La mía se cubre de cancamurria,
cuerpo desangrandose en sueños
adormilados en la almohada
donde la cabeza está presa en calma.
Máscara de hastío rubricado
en aliento de voces
que no alteran las venas.
Ahora el amor habla con la resignación
del que no tiene nada que perder
y mucho que ganar, la sonrisa
la mirada, la mano, la piel
de lo que viene siendo noche día
en la sombra del crujir
de los huesos del tiempo.

Consuelo Jimenez, poeta nacida en Barcelona en 1961

Desde la arena

PoemaConsu1

El aire se ahoga.
Un astro encendido
desencaja los huesos
derrite la carne blanda.
El cuerpo es esponja mojada.
Ese resbaladizo sudor sala
los labios que juegan
con amarillas pompas de jabón.
Mientras el pegajoso hocico
de un perro lame
las sombras del sol
yo enfrío el verso
le soplo hasta que vuela.
En mano un invisible abanico
baila con mi picante sonrisa
sabiéndose oasis en la arena.
Asoma el viento.

Consuelo Jimenez, poeta nacida en Barcelona en 1961

Los siempre

poemaConsu

Apuesto a que la luna
se asoma encendida
hilando en alas de un ángel
el canto que ahora escribo.
Apuesto a que ésta noche de agosto
es lecho de un gemido
asiento del viejo aroma jazminero
esparcido membrado atornillado
en la frente donde ahonda
la presencia del ayer.
Apuesto a que no hay veneno
en el eco de éste poema,
amanecido en versos cercanos
a la ausencia de los siempre
desenterrados del olvido.

Consuelo Jimenez, poeta nacida en Barcelona en 1961

Bésame

Jimenezconsuelopoema

Fíjate en la luna vela encendida
rama petulante de un cielo difuso
en el abismo de lo sentido.
Fíjate en aquella ventana lejana
donde suspiran miradas.
Anhelos que sin estar viven.
Fíjate en la mañana,
palabra abierta
roce de labios en la noche.
Fíjate en lo ido en lo no tenido
en lo absurdo de ser cenizas del deseo.
Quédate, se la candente caricia
que late en mi boca.
Bésame despacio.

Consuelo Jimenez, poeta nacida en  Barcelona 1961

De alguna manera

beosluna

De alguna manera tus labios
son pluma fina cimbreando el destino.
Sístole de ángel ensangrentado
goteo de claros deseos sin corte
ni manga ancha.
Alma esfinge cristalina rota en el no uso
de alhajas tejidas en lienzos de hilo eterno.
Ah! de alguna manera en ti la riqueza
es paño de reina princesa de trono
sin alfombra ni sombreo de sauce llorón.
De alguna manera mi poesía
es esa diástole tan tuya tan mía,
de canal riego red sin espinas
cobijo de mi contienda.
Me atrapas en el tiempo niña azul.

Consuelo Jimenez, (Barcelona 1961)