Lamento

dorina costrasaaaa
Obra de Dorina Costras

Y desandar la tarde
en torno a tu memoria y a tu aliento
rompiendo la razón
incolora y puntual de los relojes
y apagar quedamente el fósforo vital de las pupilas
cuando se haya extinguido la luz de tu presencia
y abandonar el cuerpo tan vestido
de lunas y de sombras
y tomar al abrazo, al tamariz,
a la mirra colmándote los muslos,
al beso en las entrañas y al romero.

Y escanciar un verano
de canciones sangrando los sentidos de amapolas
y cercenar la ira residente en los índices
y borrar la venganza a golpe de puñales
y aprisionar el tiempo y los caminos
quebrando las distancias que miden nuestros pálpitos
y liberar el alba
la cadena sutil de los teléfonos
contándonos la vida.

No podremos entonces
excusarnos del verbo no encontrado,
ni hurdir ninguna fuga, ni complots, ni coartadas
amparados en el hueco
que nos deja el dolor sobre la frente
ni recurrir a la súplica del cielo
bañados en sudor y agua bendita,
ni a la aspirina crónica,
ni al humo.

Sobre la tarde henchida
de citas espumosas y de sábanas,
soñaremos un mundo a la medida
de novenas moradas en cuerpos y en espíritus,
recorriendo el temblor de nuestras pieles
y cuando los arrullos allanen las murallas
de llantos y de argollas
y el cielo se desborde de asteriscos,
habrá un amanecer bajo el rocío
de anillos y de pájaros.

Inédito del poemario “Material de dudas”

José Javier Alfaro Calvo, (Cortes, Navarra, 1947) escritor e ilustrador navarro.

Mar de verano

volegov VLADIMIR
Obra de Vladimir Volegov

Allí estaré esperando tus canciones de lunas
enraizando mis dudas en el sur de la noche,
tú me dirás silencios al alba, abierta en gestos,
y una lluvia de manos cerrará mis heridas.

Un mensajero anónimo, con la prisa en la mano,
me dejará clavadas tus espinas de adioses
y brotará un camino de la nada, un camino
para que no olvidemos, ahora que estamos solos,
la agridulce nostalgia de la que estamos hechos.

Todo está ya escrito. Lo dicen las entrañas,
lo dicen los tratados de fuegos de artificio,
las máquinas que miden lo imposible, lo dicen
esos ojos cerrados, donde habitan, insomnes
los mares del verano rondándonos los muslos
y donde tanto somos y tanto no sabemos.

Siempre será la vida allí, espuma y nube,
allí donde la sal se muere o se hace línea
que queda atravesando nuestras vivencias, rotas
por esas divisiones que el amor desatado
permite en sus memorias multiplicar la sed
de otro verano escrito sobre el mar de las pieles.

Que de tanto sufrirnos de amores día a día,
cuando pierdo este mar de salitre y requiebros
y el horizonte es tierra, me duele el calendario
de tal forma que a veces, mi barro no soporta
saber que en mis arenas se ha instalado el olvido,
que no sé nada apenas del agua de tus dedos.

del poemario “Material de dudas”

José Javier Alfaro Calvo, (Cortes,(Navarra) 1947) escritor e ilustrador navarro.

PAPEL PLEGADO

cajon

 

Hoy, al realizar un pequeño inventario
con el fin de tirar unas cosas y hacer un hueco a otras,
he encontrado un papel amarillo con apenas dos pliegues.
No lleva fecha ni existe pista alguna de cuando lo guardé
Al desplegarlo, con una caligrafía exprés
como si no hubiese habido apoyo en su ejecución
han aparecido dos versos escritos con bolígrafo verde.
Es mi letra, seguro, pero no acabo de reconocerme
ni sé en qué estaba pensando en aquel instante
para escribir aquello.
Sin duda era otro yo
que en nada se parece al yo de ahora.
Y, como en la vida siempre acabamos regresando
a ese lugar amniótico que huele a talco y madre
lo he plegado de nuevo y lo he vuelto a guardar
junto a otros borradores.
Dentro de algunos años

cuando de nuevo vuelva a hacer un pequeño inventario
con el fin de tirar unas cosas y hacer un hueco a otras,
espero que esté allí, y al desplegarlo de nuevo y de nuevo leerlo,
suceda que en vez del desconcierto que hoy me ha causado,
sonría porque he comprendido lo que un día escribí
con bolígrafo verde en papel amarillo
consiguiendo, por fin, reconocerme.

José Javier Alfaro Calvo, (Cortes -Navarra- 1947) escritor e ilustrador navarro.