Remembranza

lauren-bacall
en la imagen la actriz Lauren Bacall 

No es sólo la distancia que se acumula, no,
es la renuncia a éste telúrico amor
que nos encumbra
no digas que ya no me recuerdas, no,
cuando aún buscas mis cartas de papel amarillo,
mi sonrisa cristalina,
nuestras siluetas bajo la sábana,
tus celos de fábula perfecta,
mis renuncias de mentiras,
y nuestras piernas anudadas.

No digas que ya no me recuerdas, no,
cuando todos tus poemas son pensando en mi.

Lina Zeron, poeta mexicana, 1959

Anuncios

Mudar de piel

cambio-de-piel-2

Lo difícil es mudar de piel
la primera vez.
Después…
Oteas como un diafragma fotográfico
el cuerpo, su intemperie
luego las clandestinas caricias
las voces en murmullo,
los besos tras la puerta
que te obligan a buscar una isla blanca
en marejadas de olvido.

Al mudar de piel vuelves a sentir,
te izas como vela.
En tus sábanas blancas
el mundo es tuyo otra vez.

Lo más difícil es arrancar raíces,
dejar trozos del rompecabezas.
No colgar el bolso de cuero
cuando ves la cama vacía…

Sabes que emigras a una nueva piel.

De “La spirale du feu” 1999
Ed. L’Harmattan, París

Lina Zerón, poeta y novelista mexicana nacida en Ciudad de México en 1959.

A todos los he amado

Lina

Te advierto que cuando muera
ellos buscarán mis cenizas
esparcidas en el viento,
recordarán el rojo profundo de mis besos
y el azul revuelto de mis mares.
Volverán a la playa de olas satisfechas
donde mi piel gemía en sus cuerpos,
se buscarán en cada uno de mis poemas
y en silencio gritarán mi nombre ante el espejo.

A todos los amé por igual,
nunca necesité descanso o más pulmones,
todos tuvieron su sitio y su tiempo,
siempre tejí océanos de ternura
con hilos de caricias en cada encuentro.

La vida pasa y la lluvia seguirá cayendo
mas día a día recordaré cada nombre,
cada rostro, torso, manos, boca,
los “te quiero” y las despedidas.

Así que tu traición no me derrumba,
hoy el amor encerró a sus mendigos;
todo será perfecto,
tú vendrás oliendo a fresco,
bien vestido,
cabello en orden;
yo besaré tus labios
y en tus labios te prometo
recordaré todos las bocas que he besado.

Lina Zeron, poetisa mexicana (1959) cuya obra ha sido traducida al inglés, francés, alemán, italiano, portugués, serbio, esloveno, árabe y rumano

Dime amor

female eyes behind fan

¿Qué harás
si sobrevivo sin ti a la furia de la noche,
y desnuda atravieso entre balas
este campo minado de recuerdos,
si descubro un aljibe de amor en el desierto
y en él bebo y sacio las ansias de mi alma?

¿Qué pasará amor
si mis pies a seguir tu huella se rebelan
y mis manos en perseguir hojas al viento,
si convierto a la llovizna en diluvio
y desquebrajadas olas en manso huracán?

Si ya no busco tu nombre en el sueño que me turba,
ni tu aroma de violetas mientras duermo,
si al probar la madurez de nuevos mares
mis labios enmudecen de ternura
y de tanto amor se desorienten las gaviotas,
que no me importe que se esparza por el mundo
el secreto que nos une.

¿Qué ganaría
con bordar atardeceres en el diván de tu regazo
intentando alimentar a besos la esperanza
mientras someto torbellinos corazón adentro,
si vendiera como espejo mi rostro en el mercado
y dibujara tu imagen en el corazón de mi entraña
para que pueda este poema soportar tanto tormento?

¿Cómo continuar
ahora que la ausencia es lo único que existe
en esta soledad congelada de suspiros.
Si ya no hay estruendos ni misterios en tu nido
y los recuerdos derraman negrura sobre mi cama?

¡Dime amor cómo recuperarte!…
Tal vez desollando nuestra piel por el camino
hasta ser cadáver mezclada con tus huesos.

Lina Zerón, 1959, poeta mexicana


Del libro: Poesía Reunida 1975-2010. amarillo editores 2011.

Luz de un faro viejo

faro
Óleo de Teresa Gómez

Volvería a amarte de brazos abiertos
como se ama de noche los ojos del cielo,
de fuego incendiando tu líquida sombra.
Hasta el fondo de los años volvería a amarte
donde mi cuerpo aún guarda la ficción de tus besos,
la caricia inalterable de nuestras ausencias,
el amor copulando en el horizonte de la memoria.
Volvería a amarte con el calor de los fogones
que templan el aire,
porque mi corazón no ha encontrado
la estación del olvido,
o tal vez porque herrumbre soy, ceniza,
luz de un faro viejo que aún alumbra.
Si,
volvería a amarte de brazos abiertos
podando hierba para cosechar flores
porque este amor es una flama que vaga
por oscuras calles de laberínticas noches,
exhalando ecos de perfumados recuerdos.
Porque eres germen de inspiración,
volvería amarte.

Lina Zerón, 1959, poeta mexicana