Soñar

Ahora mi sueño es tener un sueño.
No se puede vivir sin un presagio
sin un camino para andar descalzo
sin un canto inventado entre los labios
sin un trapecio colgado de la luna.
No se puede vivir siempre peinando
distante de los grillos, el dedo en el gatillo.
Hay que soñar contra todos los insomnios
contra tanta lucidez mecanizada
contra lluvias de estadísticas perfectas
contra tanta certeza de los sabios.
Hay que soñar, a pesar de todo,
dejar que se desnude el alma
y circule gloriosa entre la gente, y
abrazar, abrazar los sueños de otros hombres
con un abrazo fraternal y para siempre.

Raúl Remigio Vargas nació en Bariloche, Argentina, el 25 de septiembre de 1940. Es poeta y abogado. Sus libros: La calle de la cerca verde y el pájaro enjaulado, con prólogo de Raúl González Tuñón; Ese mundo maravilloso; y De lluvias y profecías (Primer Premio Nacional de Poesía 1999, otorgado por Casa de Salta, Gofica Editora y Centro de Residentes Salteños en la Ciudad de Buenos Aires). Sus poemas han aparecido en publicaciones literarias y ediciones dominicales de diarios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Ha ganado diversos premios y menciones.