Bajo la luz quemada

nubes senderista

Bajo la luz quemada,
tienen frío los ojos con que buscas
estas horas de octubre
y su jardín manchado de ginebra,
hojas secas, silencios
que de nosotros hablan al caerse.

Porque si ya no existe,
aunque nadie se ocupe de sus solemnidades,
hay noches en que llega la verdad,
ese huésped incómodo,
para dejarnos sucios, vacíos, sin tabaco,
como en un restaurante de sillas boca arriba
ya punto de cerrar.
-Nos están esperando.

Nada sé contestarte,
sólo que soy consciente de mi propia ironía,
porque el hombre es un lobo también consigo mismo
-Nos están esperando.

Negras y en alto, buitres silenciosos,
nos esperan las nubes en la calle.

Luis García Montero (Granada, 4 de diciembre de 1958) es un poeta y crítico literario español, ensayista, catedrático de Literatura Española en la Universidad de Granada. Pertenece a la generación de los ochenta o postnovísimos dentro de la corriente denominada poesía de la experiencia. Director del Instituto Cervantes desde 2018.

Anuncios

Recuerdo de una tarde verano

volegov vladimir 11
obra de Vladimir Volegov

Aquel temblor del muslo
y el diminuto encaje
rozado por la yema de los dedos,
son el mejor recuerdo de unos días
conocidos sin prisa, sin hacerse notar,
igual que amigos tímidos.

Fue la tarde anterior a la tormenta,
con truenos en el cielo.
Tú apareciste en el jardín, secreta,
vestida de otro tiempo,
con una extravagante manera de quererme,
jugando a ser el viento de un armario,
la luz en seda negra
y medias de cristal,
tan abrazadas
a tus muslos con fuerza,
con esa oscura fuerza que tuvieron
sus dueños en la vida.

Bajo el color confuso de las flores salvajes,
inesperadamente me ofrecías
tu memoria de labios entreabiertos,
unas ropas difíciles, y el rayo
apenas vislumbrado de la carne,
como fuego lunático,
como llama de almendro donde puse
la mano sin dudarlo.
Por el jardín, el ruido de los últimos pájaros,
de las primeras gotas en los árboles.

Aquel temblor del muslo
y el diminuto encaje, de vello traspasado,
su resistencia elástica
vencida con el paso de los años,
vuelven a ser verdad, oleaje en el tacto,
arena humedecida entre las manos,
cuando otra vez, aquí, de pensamiento,
me abandono en la dura solución de tus ingles
y dejo de escribir
para llamarte.

Luis García Montero (Granada, 4 de diciembre de 1958) es un poeta y crítico literario español, ensayista, catedrático de Literatura Española en la Universidad de Granada. Pertenece a la generación de los ochenta o postnovísimos dentro de la corriente denominada poesía de la experiencia. Director del Instituto Cervantes desde 2018.

Mi color

azul

Cuando me siento sosegada
con la mente en reposo
me invade el azul de la tarde,
el azul del mar que devora
el horizonte tragándose el cielo.
Me invade el azul de tus ojos
y me invades tú.
Cuando contemplo el azul
lo veo a él, respiro mejor,
me ayuda a meditar
y pienso que el mundo es azul,
es energía, es armonía,
es calma, es paz.
Lo que me queda por vivir
quiero seguir pensando en azul:
el mar limpiará mis tristezas,
el cielo hará realidad mis sueños,
y tus ojos…ay tus ojos.
¡Pienso en azul
y me siento libre!

26/5/19 Inés Díaz Rengel

Inés Mª Díaz Rengel, nací en San Juan del Puerto, el 15/05/1946. Viví mi infancia en el campo (La Alquería). Mi juventud en San Juan del Puerto y a los 17 años me vine definitivamente a Huelva.
Hoy vuelo como el Alicanto, libre. El revolotear de verbos, fue sacando de mí ese disfraz que oprimía mis sentimientos. Desnudé, en parte, mi alma, poniendo en cada verso savia de mis sensaciones; nudo de palabras que bailan según la sople el viento. ¡Pude abrir mis alas! La poesía me hizo libre. Escribo siempre desde mis sentimientos, de ahí que sea intimista.

Tengo numerosas antologías, algunas publicadas por nuestra Tertulia Literaria Nuevo Horizonte, de la que soy miembro activo. Pertenezco a la plataforma, “Poetas de Huelva por la Paz”. Primer premio de Poesía, (2001) nivel Huelva y provincia. Tema mujer. Promovido por la asociación de Mujeres Luna, de Gibraleón. 150 Relatos eróticos Románticos (2015), finalista.
Publicado por la editorial Artgerust. Segundo puesto en un concurso de Haikus, entre poetas de habla hispana. Colaboración en la revista de San Juan Bautista del Puerto (Huelva) desde el año 2002 hasta la fecha.

Inés Díaz Rengel a 12 de agosto de 2019

Ven

Thelma Nava
Thelma Nava

Ven
Ayúdame a insertar mi corazón
en la tapa de este libro enciclopedia
donde en cualquier momento puedo leerte
manual de fórmulas para ahuyentar la tristeza

Ven
ayúdame a olvidarte
a no seguir buscando
la mirada que pusiste en mi rostro
cada minuto diferente
ayúdame a olvidar nuestra hermosa soledad
de animales en celo
Si tú me ayudas
te prometo no salir a buscarte en los espejos
o en el fondo de la taza de té.

Thelma Nava (1932)
El Corno Emplumado,
Núm. 18, México,
abril de 1966

Thelma Nava (Ciudad de México, 25 de noviembre de 1932-Ibidem, 18 de agosto de 2019), poeta, escritora y periodista. Formó parte de los talleres literarios de Juan José Arreola y Tomás Segovia en la “Casa del Lago”, y de los del Centro Mexicano de Escritores e Instituto Francés de la América Latina. Estuvo cerca de los editores y colaboradores de la revista Metáfora y publicó su primera plaqueta de poesía Aquí te guardo yo (1957) en los Cuadernos del Cocodrilo que animaban, entre otros, Efraín Huerta, con quien se casó y a quien acompañó hasta su muerte. Fue cofundadora de la revista El Rehilete, jefa de redacción y después directora de Pájaro Cascabel, miembro del consejo de redacción de Manatí y de la dirección colectiva de La brújula en el bolsillo. Durante algún tiempo ejerció el periodismo cultural en El Día y por esos años, en 1962, se hizo acreedora al “Premio de Poesía Ramón López Velarde” convocado por el periódico Ovaciones.

Podría esperar

pareja

Podría esperar
mil años para amarte con todos los detalles,
aceptando tu silencio de roca,
tus palabras tan secas,
tu lento cavilar
que te come despacio,
las extrañas caricias en los vanos
y el desorden mental que favorece
que dudes más que yo que ya no es poco,
que me atosigues tanto.
Más hoy he decidido que lo nuestro funcione
Tal vez porque te has ido de repente
y yo me encuentro sola,
pero creo haber tocado la verdad en la noche.
Siento que tu me importas.
He prendido tus recortes de uñas
con un incienso verde,
para llamarte ahora y decirte
que no puedo esperar.
Mi modo de sentir es inconstante, nos parecemos algo,
eso lo causa el miedo.
Llegas a mi y como si leyeras
mis ojos sin mirarme, con la frente hacia el suelo,
paras mi grito trémulo y yo correspondo.
No me digas que no, que todo es obvio
y deja que te alcance una vez más.

© Carmen Castejón Cabeceira, 1964. -( A Coruña, España). – Poeta , Escritora y artista multidisciplinar. Embajadora Universal de la Paz En España, designada por el Circulo Universal De Embajadores de la Paz de Ginebra.

El color que doy a mi vida

danza-sufi-arabe-oriente-medio
danza
mística sufí de los derviches

Tras la enorme ventana, pedaleo;
detrás de mí, un murmullo
entre música y máquinas.
Me aíslo
y fijo mis ojos
en un esqueje de la naturaleza.
Pequeña arboleda sobre una alfombra verde,
en ella, tres esbeltos y cimbreantes álamos.
Sus hojas, de envés plateado
brillan cuando las sopla el viento,
a la vez que mueven sus copas en círculos;
es como contemplar la danza
mística sufí de los derviches.
Sin dejar de pedalear
traspaso el cristal y me olvido de todo.
¡Qué corto se me hace el tiempo
y qué bonito el camino!
¡Soñar, viajar!
En la luz tenue que el sol va dejando
en su despedida, me parece escuchar
la música del sonido del viento.
En esos instantes percibo que mi alma
está cosida con hilos de oro
y los rotos son como simples arañazos,
que desaparecen con un soplo.

Inés Díaz Rengel (1/8/18)

Inés Mª Díaz Rengel, nací en San Juan del Puerto, el 15/05/1946. Viví mi infancia en el campo (La Alquería). Mi juventud en San Juan del Puerto y a los 17 años me vine definitivamente a Huelva.
Hoy vuelo como el Alicanto, libre. El revolotear de verbos, fue sacando de mí ese disfraz que oprimía mis sentimientos. Desnudé, en parte, mi alma, poniendo en cada verso savia de mis sensaciones; nudo de palabras que bailan según la sople el viento. ¡Pude abrir mis alas! La poesía me hizo libre. Escribo siempre desde mis sentimientos, de ahí que sea intimista.

Tengo numerosas antologías, algunas publicadas por nuestra Tertulia Literaria Nuevo Horizonte, de la que soy miembro activo. Pertenezco a la plataforma, “Poetas de Huelva por la Paz”. Primer premio de Poesía, (2001) nivel Huelva y provincia. Tema mujer. Promovido por la asociación de Mujeres Luna, de Gibraleón. 150 Relatos eróticos Románticos (2015), finalista.
Publicado por la editorial Artgerust. Segundo puesto en un concurso de Haikus, entre poetas de habla hispana. Colaboración en la revista de San Juan Bautista del Puerto (Huelva) desde el año 2002 hasta la fecha.

Inés Díaz Rengel a 12 de agosto de 2019

La miel de tu recuerdo

vladimir-volegov-artist-1429052470_b
obra de Vladimir Volegov

En esta noche me siento solo.
La luna sigue creciendo ahí fuera
esquivando los guiños de las estrellas,
mi pecho no es suficiente para un corazón
que busca la sangre de otro corazón.
Las rosas crecen cada mañana
inundando de colores y luces
el aire hueco del amanecer.
Intento olvidar el gris de tu distancia,
miro mis manos huérfanas de tu piel,
de la caricia tibia que tanto hiere
y tanto conforta, mujer de espuma,
en la niebla temblorosa de la impotencia.
Me acerco a hurtadillas hasta la miel
de tu recuerdo y de tus labios
para susurrar a tu oído palabras de sueños,
para confesar en secreto muy hondo
que no hay ausencia en mi alma,
que te acuno en cada atardecer al son
de amorosas nanas de jazmines y lirios,
contemplándote en el lecho fresco,
mañanas y flores silvestres
mientras mi palabra acompaña
a tu palabra querida.
Esta noche estoy solo
esperando la mañana y tu sonido.
Espanta con tu voz esta distancia.

 

del poemario Luna

Miguel Ángel Villar, poeta sevillano nacido en 1951. Pertenece a Gallo de vidrio desde su fundación en febrero del 72. Asesora la creación de la revista poética Albatros, y en el 85, junto a los poetas Ramón Reig y Benito Mostaza crea el grupo “Aldaba”.
Es autor de prólogos y columnas de prensa, así como colaboraciones en revistas tanto en papel como en internet, utilizando con frecuencia, sobre todo cuando escribe prosa, el seudónimo de Gil Torres Navarro.

Pasaje de sueño

2014-bless-9-philipp-weber
óleo de Philipp Weber

Al atardecer me llevan al templo
Estoy viva y vestida con traje de reina de muerte
Con flores que arrastro por entre blancos
procesionales muros donde el sol y los pájaros
llegan desde mil años
Tengo miedo de perderme
Tengo miedo de olvidar
Supliciada de mí escribo sobre las piedras
¿Por qué mi nombre de mujer sola?
Debía cerrar los ojos y callar
La soledad es el silencio
tan cerca de mí
tan leve afinidad corpórea
¿Pero quién calla?
En vano me sumerjo en las honduras del discernimiento
Desde todos los caminos piden hablar por mis palabras
Vértice y festín
Mis palabras crecen duelen conjuran
Voracidad del todo por el todo
¿Puede el miedo de la vida resirtir el llamamiento
de la vida?

Lo que veo y oigo no cambia este designio
La soledad es ausentarme de los nombres que amo
Nombres insomnes y hermosos
Ardan
En el silencio.

Soledad Álvarez, nació en Santo Domingo, el 12 de noviembre de 1950. Estudió Filología, con especialidad en Literatura Hispanoamericana, en La Habana, Cuba. Trabajó junto a Manuel Rueda en el suplemento cultural «Isla Abierta», del periódico Hoy. Es autora de De tierra morena vengo (1986) y Vuelo posible (1994) uno de los libros de poesía más originales publicados en la República Dominicana durante los útimos treinta años. También ha publicado La magna patria de Pedro Henríquez Ureña (1980), Ponencias del Congreso Crítico de Literatura Dominicana (1994) y Complicidades (1998)

Soneto cabalgado

horse-1804425_960_720
imagen de pixabay

Este poema de amor, amor,
pensando nace en ti y en ti es sentido
cruzándose a tu cielo y remitido
regado con la fuerza del temor.

Risueño por crecer entre el calor
que emana mi interior sin ti dormido
que teme despertar y ver huido
el polen del rechazo con rubor.

Al ansia por tenerte me doblego
y busco en el designio ganar reto.
apuesto cuanto soy y escucho el ruego.

Y soy quien dolorido me sujeto
corcel que careciendo de sosiego
cabalga rumbo a ti sobre un soneto

Francisco Jesús Frías Luján (Defrijan), poeta nacido en 1958 en Enguídanos, Cuenca